free web hosting | website hosting | Business Hosting | Free Website Submission | shopping cart | php hosting

La página de un americano,  latino, uruguayo,  sanducero,  batllista y libertario  

Publicado el viernes 26 de noviembre de 1999 en "El Observador" Montevideo y "El Telégrafo" Paysandú.

AHORA BATLLE

Es de una especial consideración dirigirme a mis vecinos en ocasión de dirimirse el próximo 28 una decisión histórica para la convivencia organizada de la sociedad en la cual realizamos nuestra vida. Y lo hago por la ineludible obligación que surge de haber representado aquella confianza de otros para intentar proveer a soluciones que lleven a la prosperidad general y dirigido a quienes votarán en el interés de su futuro propio y el de sus seres queridos, sin resentimientos y rencores hacia el pasado, pensando tan sólo en el futuro.

Somos vecinos en un país pacífico que todo lo tiene para lograr su beneficio: en el Siglo Diecinueve bastaban tres términos para la conseguir el bien común: pradera, frontera y puerto.  El país de las vacas gordas porque tenía praderas naturales donde engordarlas, una frontera donde repartir esa riqueza generada y un puerto para vender lo que el mundo necesitaba. Al iniciar el Siglo XXI hay que agregar algunos términos a aquella ecuación, pradera + riego, frontera + integración y puerto + descentralización. Pero no son estas diferencias las que nos separan, sino aquellas referidas a nuestra propia organización y estructura económica interna. ¿cuánto para el Estado y cuánto para nosotros y nuestras familias?.

De cada veinte pesos que producimos los uruguayos por año más de 7 pesos se los lleva el Estado, lo que implica una de las más altas cargas impositivas del mundo, y se ha demostrado por todos los cientistas sociales que mayores impuestos significan recesión en la economía, desinversión y ahorro nulo lo que provoca dependencia del crédito externo, y en la sociedad provoca desintegración familiar, desinterés por ser exitoso y expulsión del sistema de las familias más pobres.

Se han propuesto mayores impuestos en la actual campaña lo que en nuestro opinión es seguir imitando el modelo de la Comunidad Económica Europea y no ver los innegables éxitos de los países del NAFTA, EE.UU., Canadá y México, que los coloca a la vanguardia científica y tecnológica del mundo. El modelo europeo en sus dos vertientes socialdemócrata y marxista sostiene que los habitantes trabajan para el Estado y los modelos de mayor éxito actual sostienen que la familias deben diseñar al Estado y no al revés. El éxito del modelo aplicado en  EE.UU. ha terminado con toda discusión salvo en la tozudez de aquellos que persisten en realizar nuestra felicidad y prosperidad según convenga a su criterio.

El Impuesto a la Renta de las Personas Físicas (IRPF) propuesto por el Encuentro Progresista (EP) afectará al 20% o 25% de los hogares uruguayos según el economista Walter Cancela, uno de los principales asesores económicos del EP y candidato para dirigir el Banco Central en caso de que la izquierda acceda a la presidencia. En un contexto de un país de altísima presión fiscal, esto es un retroceso, no un progreso.

En esta decisión del domingo se votan dos modelos: el europeo ó el americano. Más Estado ó más ingresos para las familias, sobre todo para aquellas a las cuales todo su ingreso les da sólo para alimentación básica y vestuario, que el Estado las grava entre un 14% y un 23% mediante el IVA.

Nosotros nos inclinamos por el modelo americano, basado en la continua recompensa a los creadores de riqueza y apoyado en sus científicos y tecnólogos, donde gana más quien es más creativo e innovador.

En los primeros años de este siglo que se va el Uruguay bajo Presidencia Batlle prestó -casi donó- un millón de canastas básicas familiares a pueblos hambrientos después de una guerra. Hace tan sólo cuarenta y pocos años que la Europa desvastada por la guerra recibía a la "Santa Peronista,  Madre de Todos los Trabajadores, Tiranizados y Esclavizados de la Argentina" Evita Perón para implorarle que el Granero del Mundo se abrieran a su necesidad, y se alimentó a los necesitados. Nuestra América supo de cumplir aquellos compromisos por los cuales se enaltece la condición humana, pero hoy advierte que no es retribuida de la misma forma en que se la requirió durante la necesidad. Los subsidios que la Comunidad Económica Europea gasta en desviaciones desleales del comercio libre que pregona empobrecen a quienes trabajamos bajo las mismas reglas por las cuales fuimos requeridos durante la urgencia.

Para aquellos que recibimos el legado de que la "Libertad de América forma mi único Sistema" tal cual lo expresara Don  José Artigas no resulta comprensible aquella falta de coherencia y reciprocidad. A aquellos de nuestros vecinos que producen riqueza para todos no es fácil explicarles cómo deben comprar todo para ayudar pero deben vender poco para no empobrecer a otros, los mismos descendientes de aquellos a los cuales había que prestarles y venderles todo para ayudar.

En la disyuntiva entre dos honestos ciudadanos el 28, nosotros votamos Batlle.

Edil Dr. Gustavo Elizondo - Partido Colorado Paysandú.

comentarios        inicio