free web hosting | website hosting | Business Web Hosting | Free Website Submission | shopping cart | php hosting

La página de un americano,  latino, uruguayo,  sanducero,  batllista y libertario  

redactado octubre 1996, publicado en el Semanario "Mate Amargo" de Montevideo, previo pedido del Senador Mujica. El diario "El Telégrafo" de Paysandú nos cobraba a los partidarios del NO. Ejemplo: el 12/11/96 Factura "El Telégrafo A104184 por artículo "Consulte a su Abogado" u$s 212. ¿Autocensura?.

El 8 de diciembre de 1996 se perdió la batalla por la democracia y la libertad en el Uruguay. El régimen impuso sus principios institucionales que afirmaron sobre bases inconmovibles la dictadura civil que hoy padecemos. Este es uno de los artículos con los que intenté convencer a mis conciudadanos para que votasen negativamente a la propuesta autoritaria de las camarillas estatales. Sólo hubo éxito en Montevideo y en mi Departamento, porque se perdió en el país.

Análisis de la Ley Constitucional a plebiscitarse.

la dictadura civil

 

Don José Batlle y Ordóñez era un apasionado de la libertad. Todavía lo sigue siendo, desde lo que leemos de él, aquellos textos y discursos donde dibujó su ser. El 18 de diciembre de 1911 en un editorial del diario "El Día" hizo la primera exposición de un nuevo gobierno que proponía: el Poder Ejecutivo Colegiado.

"Concebimos al Poder Ejecutivo como un poder guerrero. Es la fuerza, la acción, la rapidez en el ataque, la unidad previsora en la defensa. Quien lo ejerza debe estar siempre listo para salir de su casa a cualquier hora, aunque sea de las más altas de la noche, descerrajar un pistolazo sobre un adversario, ordenar el despliegue de una guerrilla, o tomar el mando de un ejército".

Pero "sin duda alguna los pueblos más avanzados de todas las edades comprendieron alguna vez los inconvenientes de la dominación de un hombre solo y ensayaron el gobierno ejecutivo de varios". (1)

"En el pensamiento de José Batlle y Ordóñez esta sustitución de la Presidencia de la República por una Junta de Gobierno, compuesta de nueve miembros, tenía como causa y fundamento, la idea de eliminar el poder personal y de impedir la injusticia y la arbitrariedad en la acción del Poder Ejecutivo" comenta Héctor Gross Espiell, y cita al propio Batlle ante la Convención Nacional del Partido Colorado reunida el 25 de mayo de 1916:

 "Mi empeño capital al proyectarla tendió a eliminar de nuestros códigos las Leyes que confieren a un solo hombre los medios de ejercer la totalidad del poder público y tendió, además, a confiarla en un número muy considerable de ciudadanos y, en definitiva, al país mismo. En todo lo que he proyectado se hallará evidenciada esa intención".(2).

En esta línea de pensamiento Don José Batlle y Ordóñez sigue siendo más moderno que sus seguidores.

Las Cámaras de Senadores y Diputados acaban de aprobar una Ley Fundamental que será sometida a ratificación popular el próximo domingo 8 de diciembre, proponiéndole a la población una centralización del poder nunca antes ensayada en el país bajo gobiernos civiles. Detallaremos los medios variados por los cuales, en los hechos, habrá de darse esta concentración, estas "Leyes que confieren a un solo hombre los medios de ejercer la totalidad del poder público" como decía Don José Batlle y Ordóñez.

a) en el origen, el candidato a la Presidencia de la República que resulte ganador de las elecciones internas del último domingo de abril del año eleccionario ya habrá podido, -por imperio de la Disposición Transitoria Letra W) literal d) propuesta- conformar las Convenciones partidarias, la nacional y la departamental, con todos sus leales, elegidos personalmente por él. Ya los convencionales no los elegirán los vecinos de los departamentos, sino que los proponen los precandidatos a candidato único del Partido haciéndolos refrendar por el pueblo. Con el régimen vigente los convencionales elegidos por los partidarios elegían a su vez al candidato a la Presidencia (Capítulo V de la Carta Orgánica del Partido Colorado), ahora el precandidato propone, nombra, conforma la lista de convencionales.

b) en las nominaciones de candidatos intervendrán las Convenciones Partidarias integradas por sus leales, por lo que los candidatos a ediles, Intendente, diputados y senadores serán de su propia elección, ya que dependen aquellos para ser nominados y autorizados a usar el lema partidario de las designaciones de las Convenciones.

c) en la elección nacional de primera vuelta, en octubre, todo el partido dependerá de su esfuerzo, ya que al ser el candidato único del Partido, en su gira decidirá a qué ciudades visitará más asiduamente y a qué candidatos apoyará con un giro más radical en la expresión, tejiendo una fortísima red de lealtades personales y obligaciones hacia su persona,

d) en la elección nacional de segunda vuelta, en noviembre, sólo él, por ser la personalidad política más relevante y la esperanza de todo su partido, elegirá su propio sistema de alianzas para vencer a su otro oponente, pactando con otros partidos ó sectores extrapartidarios minoritarios, y luego haciendo respetar dentro de su propio partido esos pactos de los cuales él es sólo el responsable y contraparte.

e) desde el Poder Ejecutivo, a partir de marzo tejerá las alianzas parlamentarias concediendo ministerios y lugares en los directorios de los Entes Autónomos. Si ésta alianzas le llegara a salir mal, esta Ley Fundamental le autoriza por el Art. 175 a declarar que el Consejo de Ministros carece de respaldo parlamentario y cesar a uno ó varios ministros y tejer una nueva red de alianzas. Además gozará de la prerrogativa de entenderse sólo con la Cámara de Senadores, quienes al ser los candidatos que acumulan estando para ellos plenamente vigente la Ley de Lemas, son los dueños de la lealtad de los diputados puesto que los llevan en su lista; y además esta Ley Constitucional le eleva los quorum para levantar los vetos ante alguna ley que considere inconveniente, respaldándose en los hechos, en este caso, en un tercio de los legisladores;

f) controlará el Poder Legislativo, puesto que por el mismo sistema de alianzas por el cual concede ministerios y entes autónomos recibe votos de senadores y diputados con lo que llegará, además de proponer las leyes, a sancionarlas, promulgarlas y ejecutarlas, y a

g) controlar el poder acusatorio público, para ejercerlo ó para no ejercerlo, (acusación ó sobreseimiento) puesto que con la venia de la Cámara de Senadores, dominada por alianzas a cambio de ministerios, controlará al Fiscal de Corte, y a todos los Fiscales Letrados de la República, (art. 168, nral. 13)

h) controlar al Poder Judicial, puesto que con los dos tercios de la Asamblea General se nombra a los miembros de la Suprema Corte de Justicia, y a propuesta de ésta se integran los Tribunales de Apelaciones y se nombran los Jueces Letrados y de Paz.

Esto es algo a lo que Don José Batlle y Ordóñez se refería como "la totalidad del poder público", y, -a pesar de que sólo podemos inducir lo que este gran hombre pensaría de esta propuesta de Ley Constitucional-, preguntémonos: si llamaba "desmedido" al Poder Ejecutivo de su tiempo, que es casi el mismo que el hoy vigente, ¿cómo llamaría a esta asombrosa concentración de poder público que acaba de proponérsenos?.

Batlle diría NO.

(1) citado por Milton I. Vanger, "El País Modelo", Ed. Arca, Mdeo,1983.

(2) Héctor Gross Espiell, Esquema de la Evolución Constitucional de Uruguay, FCU, 1974.

Dr. Gustavo Elizondo. Octubre 1996.

comentarios     inicio