free web hosting | website hosting | Business Web Hosting | Free Website Submission | shopping cart | php hosting

Jorge Washington Larrañaga Fraga no se hizo cargo

el derrumbe del Estadio de Guichón del 29 de enero de 1994

Jorge Washington Larrañaga Fraga no se hizo cargo.

Durante la primera gestión municipal del Intendente Municipal de Paysandú Jorge Washington Larrañaga Fraga se derrumbó gran parte de la tribuna principal del Estadio de Fútbol Municipal. Se mezcló la corrupción con la incompetencia y terminó procesado el Presidente de la Liga. El Intendente no se hizo cargo.

En la ocasión el autor de esta web actuó como asesor jurídico de la Bancada de Ediles y éste fue el Informe:

La Bancada de Ediles del Partido Colorado propició, convocando a una sesión extraordinaria de la Junta Departamental el día 4 de febrero de 1994, la investigación de los hechos que fueron la causa del derrumbe parcial de una tribuna del Estadio Municipal de Guichón, de la ciudad de Guichón, Departamento de Paysandú.

La unanimidad de los Ediles de la Junta aprobaron una moción por la cual la Comisión de Obras y Servicios de la Junta "investigue lo ocurrido en la Ciudad de Guichón".

El cuestionamiento por parte del Señor Intendente Municipal de las potestades de investigar por parte de la Comisión de Obras por oficio 87/94, manifestaciones públicas del mismo de destrato personal hacia los integrantes de todos los partidos políticos que integraban esta Comisión y la subsiguiente Resolución de la Junta por la cual crea una Comisión Especial que analice únicamente lo ocurrido, frustró la indagatoria que exitosamente dicha Comisión llevaba a cabo.

Los Ediles del Partido Colorado, en vista de esta voluntad política de ocultamiento de los hechos, liberaron a su representante partidario de la reserva que le imponía el funcionamiento normal de dicha Comisión de Obras, y, en este acto, hacen públicas las importantes pruebas recabadas por la misma durante su actuación y que, valoradas por el sentido común, hacen presumir la existencia de ilícitos configurados plenamente por lo que se remitirán estas pruebas a la Justicia Penal competente.

Las pruebas recabadas permiten reconstruir el siguiente relato de lo ocurrido:

1. Habitantes de la ciudad de Guichón concurrieron el domingo 29 de enero de 1994 a presenciar un espectáculo deportivo en el Estadio Municipal de Guichón.

2. Este Estadio Municipal de Guichón fué inaugurado por el Señor Intendente Municipal el día 28 de noviembre pasado siendo de propiedad municipal.

El carácter de la propiedad municipal del predio fué informado por el Ing.Agr.David Doti el día 7 de febrero pasado al manifestar: "El propietario es la Intendencia". (pág.5, Actas 7/2/94 Comisión Obras).

3. En dicho acto inaugural quedó implícito a dichos concurrentes que la Obra había sido construida conforme a la legislación vigente, y que las potestades en materia de edificación de la autoridad municipal habían sido cumplidas, dado que la habilitación es un acto administrativo previo a la presencia de público en el predio municipal.

No obstante ello en sus dichos como representante oficial de la Intendencia ante esta Comisión, el Ing. Agr. Doti afirma que "nunca era la Intendencia la que autorizaba a hacer esos espectáculos" en una admisión de pleno incumplimiento de los deberes del cargo. (Cf. Constitución; Ley 9.515, Ordenanzas concordantes).

4. El domingo 29 de enero cuatro líneas de asientos superiores de la tribuna se derrumbaron provocando lesiones leves, graves y gravísimas, en situación de peligro de vida, a más de veintiséis personas atendidas en el Centro Asistencial Local y algunas de ellas, trasladadas al Hospital Escuela de Paysandú, como consta en el parte policial correspondiente.

5. El derrumbe fue provocado por vicio en la construcción, de acuerdo a lo informado a la Comisión por el Ingeniero Edeneo Monzón, técnico municipal, lo que llevó a que se recomendara la clausura de las tribunas por parte del Departamento de Obras con resolución del Señor Intendente. Dichos del Ing.Agr. David Doti, pág.2 Actas 7/2/94.

6. De la investigación de los responsables de la construcción de la tribuna cuyo derrumbe ocasiona lesiones se desprende que:

a) que no se gestionó permiso de construcción, dichos Ing.Agr. David Doti, pág.3

b) que no había planos ni proyecto de construcción, dichos Ing.Agr. David Doti, págs. 9 y 10.

c) que no había arquitecto, dichos de los albañiles Acta de Comisión 10/2/94 en ciudad de Guichón,

d) que existía un director de obra de hecho, dichos de los albañiles Acta de Comisión 10/2/94 en ciudad de Guichón,

e) que dicho director de obra no es arquitecto, ni constructor por lo que no es persona idónea para tal tarea y responsabilidad,

f) que se reconoce la existencia de un "comodatario de hecho" ó usufructuario del predio, a pesar de admitirse que los particulares no pueden adquirir derechos sobre los bienes públicos por el simple transcurso del tiempo sin que exista contrato administrativo conforme a la ley, (cf. dichos Ing. Agr. David Doti, pág. 9), comodatario a quien se le entrega materiales propiedad de la comuna sin ningún control ni fiscalización, (pág.7), y con la sóla confianza de que ese particular los utilizara en la obra, (pág.7) y sin la rendición de cuentas apropiada,

g) que existía un "delegado personal " del Intendente a quien éste agradece dicha construcción, que aún siendo funcionario municipal, no representa técnicamente a la Intendencia, dichos Ing.Agr. David Doti, págs. 12.

h) que no hubo ni trámite ni habilitación por la Intendencia de la obra, con reconocimiento pleno de la "omisión de la Intendencia", aún en otros casos, dichos del Ing.Agr. David Doti, pág.17.

i) que la Intendencia Municipal tenía proyectos para tribunas que no se usaron, y ejecutó directamente la obra del alumbrado, instalación eléctrica, pintura, accesos, movimientos de tierra, teniendo responsabilidad directa por la ejecución de estos trabajos, dichos del Ing.Agr. David Doti, pág.14.

j) que otros funcionarios municipales, además del delegado personal del Señor Intendente, trabajaron en tal calidad y fueron remunerados por ésta en la construcción de las tribunas, dichos del funcionario municipal V. Acta de Comisión 10/2/94.

k) que el derrumbe era previsible, desde que el peritaje del Cuerpo de Bomberos lo encuadra como Hipotético Accidental Previsible, en comunicación a esta Comisión del 9/2/94, y en Acta 4/94 de la Comisión la Edil M.C.D. expresa "sabemos extraoficialmente que existió una Arquitecta que se negó a firmar los planos", sin ser contradicha, línea de investigación que la Comisión no tuvo oportunidad de continuar.

7. En síntesis: hubo personas lesionadas con peligro de vida porque en un predio comunal se realiza una construcción defectuosa con personal no idóneo sin planos ni proyecto con pleno incumplimiento de los deberes del cargo por la autoridad municipal, quien, sin trámite ni habilitación ni inspección la inaugura invitando a la concurrencia a utilizar dichas instalaciones.

8. Asimismo, se probó que la autoridad municipal reconoce la existencia de un "comodatario de hecho" cuando le está vedado por Constitución y Ley atribuir derechos a particulares sin las garantías para la población de un contrato administrativo en forma, hecho grave ya que se desviaron bienes de la comunidad hacia personas que actuaron como funcionarios gratuitos ó de cortesía sin ningún tipo de control, ni inspección, ni rendición de cuentas alguna, lo que configurarían graves irregularidades administrativas. Cabe destacar, que estos funcionarios gratuitos ó de cortesía, comunicaron a esta Comisión "no nos prestaremos a investigación alguna", lo cual, considerando su calidad de beneficiarios de donaciones del pueblo, ya es de por sí, a lo menos, alarmante.

La Bancada de Ediles del Partido Colorado además de cumplir austeramente con sus deberes y limitándose únicamente a las calidades que nos honran como representantes populares sanduceros, invitan a la ciudadanía a reflexionar acerca de la suerte de aquellos lesionados por el derrumbe, que no son sólo ellos, sino que, fundamentalmente, son como si hubiésemos sido nosotros mismos, que fueron utilizados para el aplauso y los abandonaron y los trataron de llevar al silencio y al olvido cuando su presencia ya no fue grata y se convirtieron en testimonio de graves errores.

Este viejo Partido Colorado ha valorado, desde que es el responsable mismo de la identidad nacional desde su fundación, el apoyo que es la solidaridad. No dejará que se derrumbe este apoyo.

 

Apoyo jurídico

A. Corresponde examinar la responsabilidad del dueño del predio, edictada en el art. 1319 del CCivil por el daño de cosas de su propiedad

B. Corresponde examinar la responsabilidad in vigilando de la autoridad municipal competente que habilita la posibilidad de espectáculos públicos en el territorio de su jurisdicción.(Constitución, Ley 9.515, Ordenanzas),

En la especie coinciden ambas responsabilidades en la misma persona jurídica, Intendencia Municipal de Paysandú, que por tal calidad, expresa su voluntad a través de sus órganos Intendente Municipal y Junta Departamental.(Constitución, Ley 9.515)

Al órgano Intendente Municipal le son atribuíbles ambas porque ejerció con conciencia y voluntad las potestades de dueño del predio y las de policía de edificaciones al habilitar e invitar a la concurrencia de personas a dicho predio transformado en escenario deportivo. Conforme nota (1).

Corresponde indagar si proceden en la especie eximentes de responsabilidad o otros centros de atribución legal de responsabilidad.

a) el art. 1319 es claro al responsabilizar al dueño del predio,

b) pero el art. 1327 inc. 2 en su remisión al art. 1844 atribuye legalmente la responsabilidad de la ruina proveniente de vicio en la construcción, como en la especie, al arquitecto y el empresario del edificio, (modernamente constructor)

por un plazo de diez años.

c) los testimonios de los albañiles son contestes en afirmar:

1. que no hubo tal arquitecto ni constructor responsable,

prueba: citados a la Comisión de Obras de la Junta Departamental

2. que las órdenes de dirección de obra la obtenían de un funcionario gratuito ó de cortesía que actuaba en interés del dueño del predio, (2) Señor Hector Sans-Berro, quien era Presidente de la Liga de Futbol de Guichón,

quien luego, firmando con otro empleado municipal y delegado del órgano Intendente Municipal, haría responsable a la Institución que preside sin ostentar las facultades reglamentarias para atribuir responsabilidad alguna, pero que opera como confesión de actividad y responsabilidad,

e) por ende, la responsabilidad recae, al no existir derivación posible de responsabilidad, en el dueño del predio, (cf.1319 CCivil, art.24 Constitución).

pero agravada por el hecho penalmente relevante de la conciente utilización de los servicios de un inidóneo en la construcción como director de obra de hecho, utilización conciente del órgano Intendente del dueño del predio, lo que configura en la especie un delito complejo de lesiones graves ó gravísimas, según el denunciante, que amerita el máximo legal, (Código Penal art.321, ap.seg.).

Los delitos edictados en los arts.316 y ss. pueden ser cometidos por dolo directo y también se acrimina la conducta a título de dolo eventual. (3).

Corresponde indagar si la utilización conciente de un idóneo otorga la nota plena de la intencionalidad en la especie, lo que se responderá afirmativamente dado que,

a) el nivel de preparación académica y funcional del órgano Intendente,

b) sus obligaciones funcionales diarias de policía de edificaciones con potestades constitucionales y legales muy amplias y reglamentadas, y que para tal ejercicio cuente con cientos de funcionarios en una División altamente especializada en el contralor supuestos eventos dañosos debido, precisamente, a vicios de construcción,

c) la no utilización de estos servicios especializados,

prueba: declaraciones del Ing.Agr. Dotti

d) no tomar en cuenta la renuncia de una técnico actuante, Arq.Magela Terzano,

que alertó sobre eventos dañosos y hasta tuvo intención de publicitarlos, retirándose de la Obra, siendo improcedente que excuse ignorancia sobre este hecho,

prueba testimonial,

e) su propia percepción comunicada a un grupo de espectadores de que a la obra "había que apuntalarla o se caería", en ocasión de la inauguración.

prueba testimonial: Juan Alberto Almirón, otros, Sans-Berro,

(1) Sayaqués Laso, Enrique. Tratado de Derecho Administrativo, I, Mdeo,1974. El concepto de "falta de servicio" es la idea básica del sistema de responsabilidad por acto o hecho administrativo. Surgía responsabilidad de la Administración si el servicio no funcionó teniendo la obligación de hacerlo, si funcionó con demora o irregularmente, debido a defectuosa organización del servicio o por incurrirse en ilegalidad. Puede haber acumulación de responsabilidades cuando hay "falta personal" del funcionario. Esta se configura cuando a) el hecho, acto u omisión, emane de un funcionario público, b) que hubiese actuado "en ejercicio de la función pública que le estuviese confiada" y c) que el funcionario hubiera procedido "con incumplimiento de los deberes del cargo", (ej. no atender una asesoría para resolver).

La responsabilidad surge en el momento en que se origina un perjuicio y que existiera cierta relación de causalidad entre el incumplimiento de los deberes del cargo y el daño sufrido por el particular perjudicado. El art. 24 de la Constitución vigente edicta el principio que la responsabilidad originada cuando el funcionario hubiera actuado con incumplimiento de los deberes del cargo recaería directamente sobre la Administración, sin perjuicio de la acción repetitiva de ésta contra aquel, facultad potestativa ésta, cuando el funcionario actúa con dolo o culpa grave. El daño indemnizable se rige por los principios del derecho civil. (obra citada, págs.636 y ss.).

Se acciona directamente en la especie contra la Administración ( tercero civilmente responsable, arts. 80 y ss. del CProceso Penal).

Cf. Gamarra, Jorge. T XX, Vol. 2º, pág. 191. "Y el Estado, cuando responde por el hecho de sus funcionarios, lo es en casos de desviación de poder o abuso".

(2) Cf. Gamarra, Jorge. T XX, Vol. 2º, pág. 175. Un trabajo no remunerado igualmente compromete la responsabilidad vicaria del empleador, (con reservas según el caso).

Cuando actúa una empresa constructora ó un arquitecto el dueño del predio no responde, a pesar de que realice controles u modificaciones del proyecto, (autor citado, ibidem, pág. 173).

(3) La teoría del asentimiento, el sujeto acepta el riesgo del resultado, "sea esto así o de otro modo, pase lo que pase, yo actúo en todo caso". Actúa dolosamente, aún, el que no quiso el resultado directamente, pero no obstante la representación como posible o probable, no se detuvo. A diferencia de la culpa con previsión, donde el agente actúa de manera de impedir el resultado dañoso. Se aplica el principio de "quien arriesga, quiere".