free web hosting | free website | Business Hosting | Free Website Submission | shopping cart | php hosting

La página de un americano,  latino, uruguayo,  sanducero,  batllista y libertario

Redacción original Domingo 10 de Julio de 2005. Actualización Viernes, 05 Agosto 2005

la izquierda y el salón

"El príncipe tuvo una de sus acostumbradas visiones repentinas: una escena cruel de guerrillas, escopetazos en el bosque, y su Tancredo en el suelo, destripado como aquel desgraciado soldado.

“Estás loco, hijo mío. ¡Ir a meterse con esa gente! Son todos mafiosos y tramposos. Un Falconeri debe estar a nuestro lado, por el rey.” Los ojos volvieron a sonreír.

“Por el rey, es verdad, pero ¿por cuál?” El muchacho tuvo uno de sus accesos de seriedad que lo hacían impenetrable y querido. Si no estamos también nosotros esos te endilgan la república. Si queremos que todo siga como está, es necesario que todo cambie. ¿Me explico?" Abrazó a su tío un poco conmovido. "Hasta pronto. Volveré con la tricolor." [...]
El criado llegó a calzar y vestir al príncipe. “¡La tricolor! ¡Bien por la tricolor! Se llenan la boca con estas palabras los bribones. ¿Y qué significa ese símbolo geométrico, esta imitación de los franceses, tan fea comparada con nuestra bandera blanca con la flor de lis dorada en el centro? ¿Y qué pueden esperar de esta mezcla de colores estridentes?”


(Giuseppe Tomasi di Lampedusa. El Gatopardo. Longseller. Trad. de Dalia G. Sonatore de Acero), extraído de HojaxHoja.com.ar

 

 

El Presidio y El Desierto

 

Los gauchos se referían al recién fundado y fortificado Montevideo como "El Presidio" en parte por su aspecto de gran cárcel y en parte por el régimen cuartelero, porque en definitiva era una avanzada militar en las costas del gran "Desierto" verde del continente americano.

"El Presidio" y "El Desierto" estuvieron enfrentados desde siempre, durante la Colonia, la Independencia y hasta ahora mismo.

Feliz de Azara relata cómo le respondió altaneramente un gaucho pobre cuando el le propuso pagarle para que estuviera a su "servicio", -"¿Usted no quiere estar a mi servicio?" le contestó el gaucho; "¿Tienes para pagarme? replicó Azara, -"- Ni un cuarto" fue la respuesta, pero finalizó el gaucho "Yo sólo quería saber si a Usted le gustaría estar a mi servicio".

El trabajo remunerado era despreciado y el vasto y abundante territorio verde invitaba a lo lúdico y lo lujurioso, anárquico, muy lejos de las penurias cuarteleras y de la represión sexual contra natura del oscuro y perverso clericalismo español del Presidio. Aire puro y carne gorda.

La alianza con el invasor extranjero al continente y su precaria situación militar fue siempre la angustia del Presidio, y la anárquica vida de la abundancia en las vaquerías del Desierto fue la superioridad de los hijos, los gauchos, del Desierto.

Artigas sometió al Presidio (Ciudad Vieja de Montevideo) a una ocupación militar -sabiéndola traidora a América- e intentó minimizarla desarrollando los puertos alternativos de Colonia y Rocha. La coalición masónica -La Logia Lautaro- y clerical -informada la Curia por su espía Dámaso Antonio Larrañaga- articuló a las Monarquías ibéricas para derrotarlo.

A pesar de usarse las mejores tropas lusitanas que derrotaron a Napoleón, el dominio efectivo y real del territorio era efímero, apenas las tropas iban retirándose, el Desierto volvía a ser dominados por los "derrotados", que en realidad se retiraban, pero no se dejaban vencer en interminables guerrillas y escaramuzas.

Durante casi todo el Siglo XIX los caudillos del Desierto ocupaban el Presidio, apropiándose de las rentas de Aduana, época que para la literaturesca historiografía afrancesada fue "oscura".

A inicio del Siglo XX el Presidio estuvo a punto de ser ocupado militarmente, pero el caudillo "blanco" Aparicio Saravia, en un hecho que no tiene explicación lógica decidió replegarse.

En la última Guerra Civil, 1904, el Presidio bajo Don José Batlle y Ordóñez envió tropas que mataron al caudillo Aparicio Saravia y su ejercito se autodisolvió, pero no fue derrotado. Retiradas las tropas a sus cuarteles, el poder real volvía a los dueños del Desierto, caudillos estancieros sin que les importara ni afectara quien mandaba en el Presidio.

El dominio real, efectivo, pacífico del Desierto por el Presidio fue hace muy pocos años, durante los años 30 al 50 del siglo XX, y una de las banderas del caudillo del Partido Colorado Batllismo Don Luis Batlle Berres fue la descentralización del país, un proyecto político que disolvió al Presidio y al Desierto y los integró en una República bajo un Estado de Derecho.

Pero eso sucedió cuando Europa estaba en guerra y luchaban por su supervivencia como naciones.

Alimentada por estos mismos países de América por créditos para la reconstrucción, condonación de deudas de guerra  -los ingleses pagaron su deuda con Uruguay entregando sus empresas locales-  y por el Plan Marshall, la línea geopolítica europea volvió a intrigar e intervenir en América y especialmente en el frágil Uruguay y sus europeizadas elites montevideanas que vivía en una insularidad cultural que implicaba un extrañamiento de la realidad, "La Suiza de América".

En los años 60 y 70 del siglo XX la URSS, Francia y España tuvieron un participación aún no suficientemente aclarada mediante sus agentes en la exacerbación de los conflictos sociales que llevarían a la Dictadura Militar, dictadura a la cual reconocerían diplomáticamente.

Mientras Henry Kissinger importaba su estrategia de Vietnam en el dominó de Indochina, guerra iniciada por la Francia Colonial, hacia América Latina, el peón de la URSS en América, Cuba, a quien había armado con armas nucleares, y las izquierdas francesas y españolas proporcionaban los vectores ideológicos a las izquierdas locales para la insurgencia armada.

Los gobiernos francés y español, en tanto, respaldaron a los gobiernos locales cada vez más autoritarios y reconocieron a las Dictaduras, que aprendieron en la "Escuela Francesa de la Tortura" desarrollada en Argelia y Vietnam.

Esta pinza tenaza fatídica -insurgencia armada de izquierda, represión primero paramilitar y clandestina y luego terrorismo de Estado de derecha-  viabilizada por vectores ideológicos del Norte, significó además de un largo apagón de las libertades, el inicio de la emigración y tuvo un costo social y económico demoledor para la República.

Pensar con cabeza ajena cuesta, y más cuesta ser peón en batallas ajenas, y al Presidio le costó su bienestar y otro enfrentamiento con el Desierto por la apropiación de la renta agraria.

En 1959 los trabajadores tuvieron su mejor salario en el siglo, ahora perciben la tercera parte o menos.

Luego de la Dictadura militar, en las tres presidencias Sanguinetti, Lacalle, Sanguinetti, masones de obediencia francesa y  borbónicos , condecorados y condecoradores de Manuel Fraga Iribarne, falangista y denunciado genocida, gobernaron al Presidio y aumentaron la exacción colonial del territorio siendo sostenidos desde el Banco Interamericano de Desarrollo por Enrique Iglesias y desde el FMI para conformar a sus clientelas.

En esos quince años replicaron en Uruguay lo que Felipe González hizo en España, incluidos los GAL y la corrupción. Impunidad al terrorismo de Estado desconociendo la legislación interamericana y neocolonialismo, forestación subsidiada, FOCOEX y compra de chatarra, zonas francas "privadas" y papeleras altamente contaminantes.

A Jorge Batlle le tocó sostener dos años antes que se le cayera el techo encima y el saqueo bancario del país que aún hoy continúa.

Después de julio de 2002 gobernó apoyado por la línea geopolítica europea mediante sus partidos de izquierda, particularmente la roca conservadora del Partido Comunista que apagó todas las demandas sociales con la esperanza del "cambio".

Si comparamos desde 1998 a hoy y estimamos lo que hubiera crecido el PBI, hoy tenemos un país tres veces más chico si no hubiera habido un saqueo mediante una asfixia cambiaria combinada con un brutal sobreendeudamiento externo. Sólo en un año el FMI, BID y BM prestaron 4.900 millones de dólares sobre un PBI de u$s 11.157. Pero la receta que vino por nosotros ahora va por sus creadores, la asfixia del euro hace que ni Francia ni España crezcan, provocará el default italiano y desarticula el proyecto político de la UE. ¿Monetarismo o voluntarismo suicida?.

Hoy, la partidocracia uruguaya se choca con la realidad de una sociedad victimizada al extremo y el Estado viola masivamente los derechos humanos básicos de los más débiles, derechos de los cuales debe ser la garantía.(Carta ONU, Constitución, Sección Segunda). Ensayan enfrentamientos para confundir, pero las privaciones de salud, alimentación, vivienda y trabajo son ineludibles.

La insularidad del Presidio, ese extrañamiento de la realidad, no les permite ver que seguimos lamiendo cadenas de la línea europea a la cual le va mal en su propia receta, que atados al FMI no hundimos cada día más, que ya no más ni izquierda ni derecha, las pinzas tenazas ya no engañan a nadie, la gente quiere respeto a sus derechos y perciben los planteos ideológicos como engañifa y postergación de sus soluciones.

Asimismo, el sometimiento a la línea geopolítica europea creará aún más dificultades en el caso del tributo colonial de la construcción de las plantas de celulosa. Se puede ningunear las demandas de saneamiento de Paysandú cuando las planteábamos, se puede reír cuando hablábamos que Sanguinetti y Lacalle exterminaban al país de la oveja para extranjerizar al país con la forestación fundiendo a los connacionales, se puede inundar con Salto Grande a Paysandú durante meses y amenazarme como representante popular, se puede usar domésticos a sueldo, -masones ó simples oportunistas- para armar causas penales y difamar sin límites mediante los medios de prensa adictos, y digo se puede porque lo han hecho y doy fe. Impunemente.

Pero no se puede clavar cobardemente la estaca de la discordia en el corazón del territorio artiguista. El Presidio se ha extralimitado. Desconocer demandas del derecho a la salud de una provincia hermana quien en su más que legítimo derecho - deber quiere las garantías sobre un río compartido ya es delirar.

Se ha de escalar el conflicto  -lo advertíamos hace más de un mes-  porque la República Argentina está obligada por Constitución a respaldar las demandas provinciales, pero además a prestarle apoyo material, de ahí el anuncio de aprestos de movilización de dos Cuerpos de Ejército hacia Entre Ríos.

El Canciller Gargano toleró que la Monarquía Borbón desconozca un tratado violando todo el derecho vigente. Debe aprender que es en esa moneda en la que pagan los imperialistas.

El Canciller -y todos- sabemos que el 21 de marzo el Presidente Vázquez a iniciativa del Ministro Mariano Arana por Decreto suspendió por el plazo de 180 días la aplicación del Decreto 100/2005 de Actualización del Reglamento de Evaluación de Impacto Ambiental aprobado días antes por Batlle Ibáñez quien precisamente no es de simpatía europea.

Agregar un conflicto internacional con un país hermano denegando las garantías que por derecho nos corresponden a los uruguayos, a los entrerrianos y a todos los seres humanos, y sumarlo a las penalidades de un Estado que no asegura la plena vigencia de los derechos a los cuales está obligado a garantir por ley internacional ya no sería gobernar.

En un Estado de Derecho el gobernar está regulado por las leyes nacionales e internacionales.

Un gobierno  -del signo que sea-  no puede omitir garantizar la salud pública , a pesar de que aquí, en Paysandú, sabemos que a la "conexión falangista" no le ha importado el detallerío legal. Doy fe.

 

Lavagna defiende a los argentinos

El ministro de Economía, Roberto Lavagna, rechazó las presiones del Fondo Monetario Internacional (FMI) para revalorizar el preso y defendió la política del Gobierno de intervenir para mantener el dólar alto.

"Los organismos internacionales recomiendan una revalorización del peso. ¡Miren qué lindo que suena! Pero lo hacen porque con un dólar más bajo es más fácil pagarles a ellos", dijo Lavagna ante 150 jóvenes convocados por la Fundación Odiseo, y agregó: "nunca más (habrá) una política con atraso del tipo de cambio porque es nociva. Esa política es buena para los acreedores".Fuente Clarín. Viernes 05 de agosto de 2005.

 

Fausto - (...) ¿qué quieres de mí, maligno espíritu: bronce, mármol, pergamino o papel? También dejo a tu elección el si debo escribirlo con un estilo, un buril o una pluma.

Mefistófeles - ¡Cuánta palabrería! ¿Por qué te has de exaltar de este modo? Basta un pedazo de papel cualquiera con tal que lo escribas con una gota de sangre.

Fausto - Si así lo quieres...

Mefistófeles - La sangre es un fluido muy especial.
 

Un día de la década de los setenta, en plena Dictadura Militar, charlaba con alguien informado, y le pregunté: - ¿Y qué van a hacer con los "peruanistas"?, en referencia a los militares supuestamente izquierdistas que seguían la vía de Velazco Alvarado, la alianza militar campesina en Perú. Él me dijo sencillamente, con aire suficiente:

- No te preocupés, para los militares nosotros tenemos el salón.

Me costó aprender qué era el "salón", humilde estudiante yo, pero cuando frecuenté algunos lugares me hice una mejor idea de qué era el salón. En síntesis, el salón son las antesalas del poder, no sólo fiestas y figuración, sino el acceso a las mujeres del régimen y la (falsa) camaradería con los habitúes de mentideros, empresarios de ocasión en busca de riqueza por decreto y diversa fauna, incluidos artistas y escritores alquilados para canalizar las inquietudes populares, sublimarlas y mantenerlas controladas.

El método fue exitoso,-supongo-,  porque luego ya no se habló de "peruanismo" y el régimen se terminó de disolver en un solitario bonapartismo personalista del General Gregorio Alvarez, militar blanco y afín a las estructuras falangistas del Partido Nacional, quien mantuvo abroquelados en nichos burocráticos a sectores ultraderechistas, clericales y antibatllistas que luego servirían al borbónico Luis Alberto Lacalle (1990 - 1995).

Si analizamos todo lo que dijo el Frente Amplio, Encuentro Progresista Nueva Mayoría para llegar al gobierno en marzo de este año, sobre todo los sectores que efectivamente fueron mayoritarios, como el Movimiento de Participación Popular, liderado por el ex integrante de la guerrilla urbana "Tupamaros" beneficiados por una Ley de Amnistía al inicio de la época de la "Restauración Democrática" (1985 ... ¿'), parece dispuesto a cumplir -si puede- con las más elementales demandas de las organizaciones de derechos humanos. Veamos.

a) economía interna. demandas trabajo, empleo, demandantes clases madia y baja, organizaciones gremiales, cámaras de comercio,

El Ministro de Economía Danilo Astori bajó la inversión pública un 10% y se propone congelar los salarios públicos, jubilaciones y pensiones. Asimismo estableció una detracción del 20% sobre el tipo de cambio flotante del colapso sistémico 2002, (dólar de $ 30 a $ 24). Las tres medidas -a la vez, se potencian- estrangulando el mercado interno y tiran a la baja el PBI.

La retracción del 10% de la inversión pública implica menor actividad en la construcción y anexos, castigando el empleo no cualificado; el congelamiento de ingresos del Estado implica menores medios de pago y astringencia monetaria, restricción crediticia y tira a la baja el consumo de las familias y el cese de la inversión de las familias; y por último las detracciones cambiarias implican déficit comerciales continuados con castigo a la producción abastecedora de mercado interno, y un castigo a la actividad exportadora.

Las detracciones buscan tener abastecido el mercado interno con precios a la baja, haciendo mercado a los importadores, pero al utilizar trabajo extranjero castigan la ocupación. La baja de inversiones públicas buscan impedir déficit fiscales pero castiga a las clases bajas y el congelamiento de salarios y jubilaciones enervará a las clases medias y medias altas.

En síntesis, después de la situación de guerra que vivió la economía uruguaya, esta es la receta del enemigo. Domingo Cavallo en el gobierno del Frepaso en Argentina lo hizo mejor, además de estas tres cosas, bajó las jubilaciones un 13% y le hizo tomar el helicóptero al Presidente De la Rúa.

¿Alguien puede pensar que con un millón de pobres la sociedad va a tolerar dos o tres inviernos más sin crecimiento del mercado interno y sin incremento de los medios de pago y sin aumento del nivel de actividad?.

El remedio del Ministro Astori para los marginales, el Plan de Emergencia Social (PANES) no sólo será insuficiente, (u$s 52/mes), sino insultante, y oxigenará la protesta al atender tan sólo al 8% de los beneficiarios en pleno julio.

La esperanza de aumentar el PBI sólo sobre el esfuerzo del complejo agro exportador y turístico, castigados por las detracciones, aprovechando los aumentos de precios de los comodities -ligados al petróleo- en el mercado internacional, será muy menguado. Pero este aumento no se reflejará en los niveles de vida de las clases populares, es peor, otro año de estancamiento y depresión del mercado interno será devastador para el ingreso familiar.

b. economía externa. El Uruguay perdió la mitad de su PBI desde 1998 a 2002, aún se lucha por aumentarlo. Además es uno de los países más endeudados del mundo, encima del 100% del PBI. El Ministro firmó una Carta Intención con el Fondo Monetario Internacional que pospone parte de los vencimientos, pero a cambio de una receta que es más que conocida en este país desde que el gobierno del Partido Nacional (1958 - 1962) firmara la primera en 1959. La receta es la que está cumpliendo el Ministro Astori pero se aprecia más claramente si la simplificamos. (Véase "La Demagogia Uruguaya").

El Fondo como todo prestamista usurero sabe que los Estados por encima de cierto nivel de deuda, 70% sobre PBI, no le van a pagar. Sabe que son Estados débiles, entonces se anticipa al default, incumplimiento, y los obliga a recaudar un por ciento fijo por encima de sus presupuestos pero -además- los obliga a revaluar su moneda, de forma que con relativamente pocos pesos y baja emisión compren en plaza los muchos dólares que le deben remesar. Si el Fondo efectivamente permitiera la flotación limpia que preconiza corre el riego de no cobrar más.

De ahí que la capacidad de emitir medios de pago que tienen los Estados es reservada exclusivamente para cumplir con el Fondo. Si no recaudan lo suficiente vía impuestos, (3.5 a 4% del PBI), se emite papel moneda en un mercado cambiario previamente deprimido para comprar dólares baratos, hacer reservas y pagar al prestamista.

Es una buena previsión para un prestamista, pero es fatal para los países deudores. No es entendible ningún proyecto de desarrollo si no pasa por ampliar el mercado interno, aumentar el nivel de actividad y lograr rentabilidad en el sistema que propicie ahorro y reinversión. Nada de esto le interesa al Fondo Monetario Internacional porque nada de esto le interesa a la línea geopolítica a la cual obedece.

Rodrigo Rato sigue fielmente los dictados de la Unión Europea liderada por el eje franco alemán. La línea de política económica de la UE es monetarista, se desentiende de los aspectos productivistas y competitivos.

Chirac subsidió a Francia con la creación del euro, -con el respaldo del Bundesbank- lo que le ha proporcionado un aumento asombroso del poder de compra de los franceses y europeos vía especulación monetaria. El euro ganó (de 0.7 a 1.3/u$s) un poder adquisitivo irreal debido a manejos monetarios. De ahí que Rato cumple las instrucciones de restringir y anular el crecimiento en países que de otra manera estarían gimoteando a las puertas de la fortaleza fiduciaria de la UE con producciones baratas que afectarían el centro de la política francesa: hacerse mantener por la UE mediante las fabulosas contribuciones a la política agrícola común, (PAC).

Francia siempre ha sido el país más mezquino del mundo en materia de comercio internacional: ni siquiera compra comodities pero vende productos industrializados. Este hecho fue denunciado por el Presidente Luis Batlle Berres en la década de los cincuenta cuando Europa nos compraba la carne a u$s 1.5, denunciado por su hijo, el Presidente Jorge Luis Batlle Ibáñez, quien logró prescindir del mercado cárnico europeo, pero el drama es que seguimos vendiendo a EEUU a los mismos precios de hace cincuenta años atrás.

En las palabras sarcásticas de un amigo la UE por recomendación francesa nos comprará más cítricos sólo si los productores locales son descendientes de franceses, si van a Francia a hacer turismo y dejar las regalías y si aquí son amigos del Embajador y viven la cultura francesa. Si no, ni un limón entrará a Europa.

A Europa no le interesa el comercio inter atlántico porque ya perciben con temor competir contra las ex Repúblicas Socialistas. De ahí que aprieten por la renta financiera a través del FMI y del BID, que manejan a través de lo que en esta web hemos denominado la "conexión falangista" y que insistan con políticas que prohíben, imposibilitan el crecimiento económico a estos países. Financian producciones contaminantes, como la celulosa, pero como concesión a este negocio cuasi mafioso que prospera en base a continuadas coimas (comisiones ilegales, sobornos) a gobernantes locales. No nos van a prestar para una planta de silicio o para una planta de integrados, para eso no.

De ahí que la política de la UE siga siendo ganar tiempo para mantener su influencia geopolítica pero negar mercados y alentar a sus agentes locales y organismos multilaterales de crédito que manejan a estrangular los mercados internos en la ya tan manida "lucha anti inflacionaria" de "responsabilidad fiscal" y de "cumplimiento de las obligaciones con los acreedores externos".

Este contexto internacional se tensó luego de el "NON" francés a Chirac, del NO holandés, y sobre todo desde la cumbre del G8, donde la pretensión francesa de hacerse subsidiar por Europa a través de la PAC iba a ser enfrentada por Blair a nombre de un productivo Reino Unido, e iba a ser desafiada por Bush bajando aranceles a nombre de unos EE.UU. con nuevas cotas de competitividad, pero sobrevinieron los ¿oportunos? atentados de Al Quaeda y la cuestión se descentró y postergó.

Chirac se aferrará a la PAC aliado a una más que debilitada Monarquía Borbón, y las anticapitalistas desviaciones masivas del comercio que significa la política agrícola común seguirá hambreado a África al negarle mercados y seguirá castigando a América Latina por la misma razón excepto que nos desentendamos de la UE y giremos hacia Asia, tal como nos recomendaba hace más de cincuenta años el Presidente Luis Batlle Berres.

Los hechos lo confirman: Chile se abrió a los EE.UU. y a Asia y es el país de mejor desempeño regional, en tanto nosotros que seguimos lamiendo cadenas, después de una guerra económica devastadora perdimos la mitad del PBI, 15% de emigrados, más del 30% de la población en la miseria, más de la mitad de los niños que nacen en situación de pobreza y le seguimos los consejos a Rodrigo Rato, a Enrique Iglesias, a Manuel Fraga Iribarne, a Julio María Sanguinetti Coirolo, a Luis Alberto Lacalle, a Jorge Washington Larrañaga Fraga, y ahora, a Astori, a Arana, y a Mujica. ¿Izquierda, derecha, o los mismos?.

En el último programa de la temporada de 59 Segundos (TVE) Santiago Carrillo, el todopoderoso ex jefe del Partido Comunista Español acusado de genocidio le confesaba a la conductora Mamen Mendizábal "Como Fraga Iribarne se creía la izquierda del Partido Popular, varias veces tuve que defender al Rey", frase insólita en un supuesto republicano pero que confiesa el gatopardismo borbón.

Goethe en su "Fausto" le hace decir a Mefistófeles  -"La sangre es un fluido muy especial".

Sólo quienes la derramaron y la derraman sabrán que especie de camaradería se estable entre ellos por encima de partidos y supuestas y diversas posiciones ideológicas.

Son tiempos de una izquierda fáustica que emula el gatopardismo borbón. Pero la realidad de un territorio desvastado y una sociedad martirizada sigue allí.

Puedes acceder al salón con tal que lo escribas en un pedazo de papel con una gota de ¿tu? sangre. ¿O la sangre la ponen otros?.

 

Fáusticos Ministros Astori y Mujica celebran el sobreendeudamiento a los besos con Pamela Cox (BM). ¿Y la sangre para pagar quien la pone?.

Mefistófeles y mentirosos fáusticos Astori y Mujica

Servidor de Correo Montevideo.com

por una sociedad con leyes

pero sin autoridades