free web hosting | free website | Web Hosting | Free Website Submission | shopping cart | php hosting

La página de un americano,  latino, uruguayo,  sanducero,  batllista y libertario  

Actualización 09 Jul 2002 00:39:58

INTERVENIDOS Y CON BANDERA DE REMATE

La última encuesta de "Factum", fuente insospechada ya que su propietario Botinelli fue empleado silente de la Intendencia Municipal de Paysandú en la segunda gestión Larrañaga, indica que los oficialismos colorados y blancos perdieron el 50% de su electorado. Botinelli no dice todo  al no contabilizar el voto antirégimen (en blanco, anulado, ninguno, no definido, no sabe no contesta ante encuestadores sospechados). Pero si sumamos el 52% de Tabaré Vázquez más el 25% de colorados y blancos opositores llegamos a una cifra demoledora: sólo 1 de cada cuatro uruguayos respalda al régimen. Batlle -y los parlamentarios sabaneros- evitaron llegar a un plebiscito por ANTEL violando la Constitución apoyados en una insólita "soberanía parlamentaria" para no exponerse a una "soberana" paliza electoral que delataría su irredenta falta de apoyo ante sus prestamistas del BID. Pero la humillante orfandad del régimen es inocultable. Y su futuro es peligroso para la paz de la República. Como ejecutante de los créditos de la ex- plaza financiera -obligado por la banca extranjera en el país-  Batlle se parece cada vez más al Teniente General Gregorio Alvarez, a pesar del apoyo difuso de la izquierda. Lo sostiene el intenso miedo que la partidocracia le tiene al pueblo y a las elecciones realmente libres con  candidaturas independientes: los partidos políticos uruguayos (y la falta de libertad de los uruguayos para ser elegibles que representan) son responsabilizados por el pueblo del más grande saqueo al Estado y a la sociedad de que se tenga memoria.

El costo social ya es trágico: algunos hablan de diez mil suicidios en los últimos veinte años. La ola depresiva actual no tiene precedentes en todos los ámbitos de la vida de la comunidad: como el régimen castigó a sus sostenedores de antaño ya todos son ó acorralados ó deudores ó desempleados ó emigrados ó suicidas. Si la sociedad civil no se levanta a pesar del miedo que los partidocráticos le tienen al pueblo el futuro será trágico. La solución es una Ley Constitucional declarando la caducidad de los mandatos y elecciones generales. Que unos políticos se vayan siempre es menos leve que otros muchos uruguayos sigan muriendo o emigrando.

Los últimos partidarios del régimen se pueden clasificar en tres grandes círculos: 

a)  el "dorado" con ingresos per cápita de medio millón de dólares provenientes de impuestos al pueblo en estos doce años, los que se llevaron los u$s 20.000:000.000,oo de la Reforma Jubilatoria 1989 Lacalle, Colotuzzo, y de la Confiscación Davrieux mediante sueldos y jubilaciones "reajustables por Índice de Precios al Consumo". Son los que hoy obligan al escamoso Ministro de Economía Atchugarry a pagar casi 200% en pesos para sostener el dólar por debajo de los treinta pesos, ellos tan generosos y solidarios,  salvo cuando de su propio bolsillo se trata.

El "círculo dorado" de los treinta y cinco mil hombres y mujeres multijubilados de privilegio, -la mayoría pertenecientes al 18% de jubilados de más altos ingresos-, más otros quince mil altos y altas burócratas del estado, -clientela Sanguinetti Astori-;  está fisurado porque muchos de ellos quedaron acorralados justamente donde menos pensaron: en la Banca Oficial. Su destino será penoso desde aquí hasta dentro de por lo menos diez años, por dos indicadores nefastos: la relación deuda externa / PBI es de casi el 90% y la relación total del gasto estatal con servicios de la deuda aumenta día a día. Si quieren seguir cobrando en pesos reajustados por inflación corren el riesgo de envilecer de tal modo el peso mediante una hiperinflación de forma que el dólar no tenga precio en el 2003, como ya casi no lo tiene ahora. Pero si siguen atando el peso a un dólar abaratado a la fuerza mediante operaciones de mercado abierto como están haciendo  colapsan el sistema de producción capitalista al mantener la tasa de interés casi al 200% que necesitan para "secar" la plaza de pesos que vayan al dólar.

Como la opción de emitir lejos del dólar es irrealizable porque la angurria de las camartillas se lleva todo y el gasto social se recorta cada día más, la reactivación por el lado de la demanda interna no puede darse.

El dilema era hiperinflación ó corralito: decidieron por el corralito,  pero eso los llevó a otro dilema: dólar barato y tasa de interés al 200% que es colapso capitalista ó dólar competitivo y tasas de interés competitivas pero pulverizan su poder de compra, esto es,  una economía real desnuda su parasitismo e improductividad.

Al largo plazo entre el sistema de producción y la clientela siempre gana el sistema de producción -véase URSS-  y si la batalla es larga, peor para la clientela. Un dólar a $ 30 los obliga a arriesgar un dólar a $ 200 ó 300 para setiembre del 2003.

 b) el círculo de plata ó del peso uruguayo está compuesto por otros cien mil que incluyen desde funcionarios estatales, jubilados de más de diez mil pesos mensuales, mayoritariamente de las Cajas Civil y Escolar, funcionarios de las empresas públicas de nivel medio alto y de empresas proveedoras del estado, la prensa concesionada integrada por los "comunicadores y comunicadoras", los concesionarios y grandes empleados de los medios de difusión y prensa oficialista "estatizados" con dinero de la publicidad oficial, grandes proveedores del estado, la camarilla municipal del Intendente Arana y sus asesores y gremialistas del estado, los veinticuatro grandes de la Patria Importadora y algún sector de los gremios de profesionales como el Colegio de Abogados que grita por supuestas amenazas a algún "carancho" pero se calla la boca cuando Davrieux y su IPC, el BROU y el BHU le confiscan el dinero a la gente, AEBU y la guiíta negra de la desintegración colombiana en la década del noventa, 

c) y el círculo del cobre integrado por aquellos que reciben ocasionalmente favores estatales, otros cien mil adherentes al régimen fundamentalmente provenientes de las camarillas municipales y proveedores en el interior del país

En contra del régimen lentamente se va alineando todo el capital y el trabajo que vivían organizados en un sistema de producción capitalista de una economía agro exportadora. La caída de la plaza financiera y su actual pasión por caranchear lo que queda de la economía delata que los otrora dueños del dinero son ahora la representación del Mal con Bancos mafiosos que cobran pero no pagan los depósitos después de haber parasitado largamente la economía con intereses usurarios.

La caída de la plaza financiera es la caída de los políticos sabaneros: ahora la población los percibe como los ejecutantes de los créditos del Citibank -el mismo Citibank que estafó a los hermanos argentinos-  pero que aquí quiere bandera de remate para cinco millones de hectáreas y doscientos mil deudores.

Son conocidos desde la Facultad. Interesados en el juicio ejecutivo cambiario apenas aprueban Derecho Internacional.  Se conocen todo respecto de los juicios monitorios pero jamás entendieron aquello del interés colectivo y la defensa de los derechos humanos. Están ganando entre veinte y treinta mil dólares por ejecuciones hipotecarias y -cuando la banca los acepta como deudores- compran bienes ejecutados al 30% de su valor de mercado. Se postulan para ser los nuevos securitizadores y -en realidad- no les interesa ejercer la profesión sino en ganar plata como sea.

un animalito de Dios

 Ahora son los que mandan en los Colegios de Abogados, en el de Montevideo y en los del interior. Son abogados del Banco de la República Oriental del Uruguay -banco en cesación de pagos a sus ahorristas acorralados-  y se conocen a todos los colegas para no chocar con ellos en los juicios que les interesan. Redactores de contratos de adhesión que son verdaderos contratos de esclavitud y arriba defensores de usureros. Los del milagro que la Ley de Usura existiera pero fuera inaplicable durante estos doce años. Nunca aconsejan -ni piden como la ley les exige-  concursos o concordatos para salvar fuentes de trabajo y hogares. Enemigos de las quitas y esperas. Sus honorarios son privilegiados a todo otro acreedor, incluso de su propio patrocinado.  Por poco que quede ellos cobran: "rescatan". Amigos de todas las juezas son capaces de convencerlas de que la ley no decía lo que decía y odian las apelaciones porque los sacan de los juzgados donde "manejan" desde las notificaciones hasta los alguaciles. Mandaron y ahora más,  son los "vinculados" a la partidocracia, de a ratos políticos, odian defender a los pobres y sus causas donde no se rescata nada. De Derecho Penal, el derecho de los pobres, ni hablemos.  Ellos ejecutarán a los condenados después que los "políticos" los empaquetaran y firmaran el vale. Algo que ellos nunca hacen. No son estúpidos. Son vivos.

retrato de un obediente

El Presidente del Colegio de Abogados de Paysandú, Dr. Américo Cabillón Chaldain, maneja los juzgados como si fueran suyos. Patrocinando a una clienta, Malvina Hiriart Brasil, logró que ésta se quedara ilícitamente con más de cien mil dólares en mejoras que su arrendatario había realizado en el campo que aquella había recibido por sucesión. De una fracción de campo sin mejoras, la clienta de Cabillón se quedó -y cobra la renta- con cuatrocientas hectáreas empraderadas, mangas de ovinos y bovinos a nuevo, dieciseis mil metros de alambrado flamante, ochenta hectáreas de raigráss a cosechar  y otras mejoras.(Hasta con antenas de TV y VHF,(¿?). ¿Como lo hizo?. Sencillo. La Jueza de la causa Dra. Alicia Moré no proveyó los pedidos del arrendatario de inspección ocular para verificar mejoras. Y lo que no se verifica no existe.  El inciso  4º del artículo 33 de la Ley 14.384 de Arrendamientos Rurales legisla que el arrendatario podrá pedir que se le abonen las mejoras antes de la desocupación. Pero la Jueza Moré no autorizó la constatación de mejoras, por ende no había mejoras y logró lo que legalmente no podía que era desposeer a alguien de sus bienes cuando ese no es el objeto lícito de un juicio de desalojo. Pero decretó lanzamiento y a otra cosa. La clienta de Cabillón -mejor dicho Cabillón mismo- había negado que existieran mejoras, pero cuando ya había obtenido la desocupación del campo las reconoció y adjuntó fotos de ellas. Pero ya su clienta se las había apropiado ilícitamente, en una muestra de conducta fraudulenta dificilmente igualable que el Tribunal de Apelaciones señaló sin pronunciarse sobre el fondo.  Para cuando el arrendatario termine el juicio común dentro de tres años la arrendadora ya habrá vendido el campo y se declarará insolvente. ¿Esto es Justicia ó manejo para apropiarse de cosa ajena ilícitamente?. Esto no le pasó a otro: le paso al autor de esta web.

Como apoderado del Banco República el honorable Doctor Américo Cabillón Chaldain se supera. El Banco de la República Oriental del Uruguay -banco estatal que no paga a los ahorristas pero ejecuta a sus deudores- en Paysandú llegó a un arreglo con el autor de esta página: dación en pago por entrega de maquinaria agrícola y venta extrajudicial de los bienes prendados hace seis años. El Banco vendió gran parte de la maquinaria prestando plata a los compradores, a otra parte la tiene archivada como chatarra desde hace  años en talleres mecánicos. Prestó menos de cincuenta mil dólares y recibió más de sesenta mil dólares en tres años, con más otros ocho mil quinientos que exigió en pago de impuestos de la explotación.

Cinco años después de esta operación se presenta el patrocinante y  apoderado Cabillón Chaldain exigiendo el cumplimiento de los vales originales y no sólo no reconoce la venta de la maquinaria agrícola que le había ingresado al Banco por los depósitos que hacían las casas de remate, tampoco reconoce haber prestado dinero a los compradores de la maquinaria y tampoco reconoce haber recibido depósitos del deudor de cancelación en efectivo en el Banco. Es decir, intenta cobrar otra vez los vales íntegros sin reconocer que estaban pagos y prescriptos. Además, inicia presumario penal acusando al deudor de haber vendido la maquinaria agrícola violando la ley de prenda sin desplazamiento. Parece que en el Banco no está el dinero de cierta maquinaria y ciertos depósitos en efectivo tampoco están -a pesar de adjuntársele comprobantes de depósito en efectivo no los reconoce- por lo que hay que colegir que la plata no llegó al Banco ó sí llegó pero el Banco no se acuerda de haberla recibido.  Y Cabillón intenta meter preso al deudor para blanquear la ausencia de maquinaria y dinero en los registro del Banco. A mi vez acusé al Banco de haber malbaratado sin mi consentimiento la maquinaria. ¿Habrá justicia?.

¿Seguridad en la inversión para quien mejoró un campo y se le apoderaron de las mejoras?. ¿Seguridad en la inversión cuando se vuelven a cobrar deudas pagas y prescriptas?. ¿O impunidad de quien maneja la justicia como se le antoja?. No me lo contaron, al régimen partidocrático lo viví y lo sigo viviendo.

A pesar del suicidio de un deudor agro pecuario en el despacho de un diputado de izquierda en pleno recinto del Palacio Legislativo la orden es ejecutar y cobrar. La orden del Citibank.

La sociedad sigue pagando un precio cruel. Bailemos para que se vayan. Votemos que se nos va la vida.

los disfraces tradicionales

algunos del círculo

Ley 15809 Artículo 9º.- Las retribuciones de los cargos políticos y de particular confianza se determinarán aplicando los porcentajes que se detallan, sobre la retribución correspondiente a los Subsecretarios de estado:

a) Ministro de Estado, Secretario de la Presidencia de la República, y Director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, 115% (ciento quince por ciento), incluyendo 15% (quince por ciento) por gastos de representación.

b) Subsecretario de Estado; Prosecretario de la Presidencia de la República; Subdirector de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto; Director de la Dirección General de la Seguridad Social, y Director de la Oficina Nacional del Servicio Civil, 100% (cien por ciento), incluyendo 10% (diez por ciento) por gastos de representación.

c) Director General de Secretaría; Jefe de Policía de Montevideo; Contador General de la Nación; Director General de Rentas; Director Nacional de Aduanas; Presidente del Consejo del Niño; Director General de la Salud; Subdirector de la Dirección General de la Seguridad Social; Director de Hidrografía; Director de la Secretaría de Prensa y Difusión de la Presidencia; Subdirector de la Oficina Nacional del Servicio Civil; Presidente del Servicio Oficial de Difusión, Radiotelevisión y Espectáculos, y Presidente de la Comisión Nacional de Educación Física, 85% (ochenta y cinco por ciento).

d) Subdirector General de Secretaría; Consultor I de la Presidencia de la República; Jefe de Policía del Interior; Tesorero General de la Nación; Inspector General de Hacienda; Director de Comercio Exterior; Director Nacional de Turismo; Director Nacional de Energía; Director Nacional de Minería y Geología; Director Nacional de Industrias; Director de Arquitectura; Director Nacional de Correos; Consejero del Servicio Oficial de Difusión, Radiotelevisión y Espectáculos; Vicepresidente de la Comisión Nacional de Educación Física; Vocal de la Comisión Nacional de Educación Física; Consejero del Consejo del Niño; Director Nacional del Trabajo; Director Nacional de Subsistencias, y Director Administrativo del Instituto Nacional de Alimentación, 77% (setenta y siete por ciento).

e) Subcontador General de la Nación; Director General de Estadística y Censos; Director General de Loterías y Quinielas; Director General del Catastro Nacional y Administración de Inmuebles del Estado; Director de Zonas Francas; Director Nacional de Costos, Precios e Ingresos; Subdirector Nacional de Vialidad; Director General de Topografía; Director General de Transporte Carretero, Director General de Marina Mercante; Inspector General de Trabajo y Seguridad Social, y Directores de Dirección de Recaudación, de Fiscalización, de Técnico Fiscal, de Administración y de Sistemas de Apoyo de la Dirección General Impositiva, 70% (setenta por ciento).

f) Director de División de la presidencia de la República; Consultor II de la Presidencia de la República; Secretario Particular del Presidente de la República; Subdirector Especializado de la Secretaría de Prensa y Difusión de la Presidencia; Subdirector de la Secretaría de Prensa y Difusión de la Presidencia, Subtesorero General de la Nación; Subinspector General de Hacienda; Subdirector de Comercio Exterior; Director del Instituto Nacional de Pesca; Director General de Generación y Transferencia de Tecnología; Director General de Política Agraria; Director General de Recursos Naturales Renovables; Director General de Servicios Agronómicos; Director General de Servicios Veterinarios; Director General de Servicios de Contralor Agropecuarios; Coordinador General de Fomento y Desarrollo Regional; Ejecutor de Proyectos (Ingeniero) del Ministerio de Transporte y Obras Públicas; Secretario General del Ministerio de Educación y Cultura y Subdirector General de la Salud, 63% (sesenta y tres por ciento).

g) Director de Educación; Director de Cultura; Director Administrativo del Ministerio de Educación y Cultura; Director Nacional de Artes Visuales; Director de la Imprenta Nacional; Director del Diario Oficial; Director de la Biblioteca Nacional; Director del Instituto Nacional del Libro; Director del Archivo General de la Nación; Asesor Letrado Jefe del Ministerio de Educación y Cultura; Director del Museo Histórico Nacional; Director de Ciencias y Tecnología; Director de Justicia (al vacar); Director General del Registro de Estado Civil; Director General de Registros; Director de la Propiedad Industrial; Director Regional de Salud; Director de Dirección Coordinación y Control; Director de División de Servicios de Salud; Inspector General; Director de Recursos Humanos; Director de Recursos Materiales, y Director de Recursos Económico Financieros, 57% (cincuenta y siete por ciento).
h) Escribano de Gobierno y Hacienda; Asesor Técnico de confianza del Ministerio de Transporte y Obras Públicas, y Director del Registro Nacional de Empresas, 51% (cincuenta y uno por ciento).
extranjerizante y usurero: una moción presentada en 1997.

5 de setiembre de 1997. Señor Presidente de la Junta Departamental de Paysandú Dn. Marcos Ortiz. Por la presente Solicito de Usted se sirva incluir en los Asuntos Entrados de la próxima Sesión del Cuerpo la siguiente Moción.

EXTRANJERIZACIÓN DE LA TIERRA POR VIOLACIÓN DE LA LEY FORESTAL

a. Exposición de motivos. ( ... )

7. Los algunos vecinos de Guichón expresan su honda preocupación que se está compitiendo por las tierras del país con el capital extranjero subsidiado por la Banca Oficial en las peores condiciones posibles: se pagan impuestos para prestarle plata al competidor, para que ese competir compre las tierras a los nacionales que le prestaron la plata. En tanto el competir extranjero no paga ni jubilaciones, ni sueldos, ni enseñanza, ni hospitales, ni carreteras, ni puertos, ni sueldos de legisladores como lo hace el capital nacional, éste paga todo y arriba presta plata para que lo echen de su campo: el negocio del bobo.

8. Mientras el capital extranjero depende de fuentes de financiación a bajo costo, el capital nacional paga intereses astronómicos. Se me informa que un vecino que contrató un crédito en el Banco de la República Oriental del Uruguay por $ 10.000 el 31 de marzo de 1995 que equivalían a u$s 1.691 a la fecha, hoy debe $ 67.385 equivalentes a u$s 6.983, lo que significa un 426,84% de incremento de la deuda en dólares en 2 años y medio. En ese lapso el capital extranjero pagaría sólo un 127% del capital inicial a tasas muy altas en sus países.

nos hacían el negocio del bobo: por algo estamos como estamos, ¿no?. 

el Uruguay tal cual se percibe desde el lugar de los pichis que pagamos impuestos

mujeres del régimen partidocrático

1. La Tarada.

Sin la colaboración de ellas no hubiera sido posible, siempre se ha dicho que detrás de un gran hombre hay una gran mujer. Detrás de un genocida, una gran genocida. Y detrás de los ineptos que refundieron un país es obvio que estaban ellas. Pero ésta es una de las mejores. Una de las más soberbias exponentes del Uruguay de hoy, es decir, de las pocas que hoy pueden hablar por televisión, es decir, una mujer del régimen. Defendida por un maquillaje multicapa y un labial impresionista, de rojo caro pero llamativo,  entorna los ojos con esa misma sed de juventud que le atenaza los parpados y pestañas desde hace más de treinta años que ya lleva de carrera en la mentira oficialista.  De carrera de comunicadora, de comunicadora social, de mujer que pulsa y siente, en carne viva, las pulsaciones de una comunidad, nuestro país, amigos y amigas, una comunidad por momentos desgarrada y esperanzada, -como no vamos a estar esperanzados, si somos los mismos de la Gesta de Maracaná-, que ella nunca vió pero, al igual que con casi todo,  testimonia desde la realidad nacional.

Es valiosa su obsesión con la mentira. Traduce las llamadas recibidas de su audiencia -sean puteadas ó elogios-,  todo como elogios en los que ella fervientemente quiere, necesita, creer.  Extrañada en el limbo que su literaturesca formación de relativismos morales con los cuales se crió la tiene prisionera,  con una bella formación académica en nada, -porque eso no es importante en una mujer, sino su belleza y su buen corazón,-  sabiendo que no va a tener que competir con ninguna jovencita porque las jovencitas con cabeza ya los Concesionarios de los Medios de Comunicación las echaron a todas para no molestar arriba a los Grandes Gerontes y Viejas Elefantas,  ella es casi el sueño rubio ó morocho de un Uruguay redivivo en su constancia en deformar la realidad para hacerla materia no sufriente a su estimada audiencia de un canal de televisión que debiera ser de todos pero que es de los y las comunicadores-as que el régimen permite, ora tolera, ora alquila.

Capaz de las más valiosas de las gimnasias de la intoxicación informativa,  se consagró, y no sólo ella, en venderle un proyecto de Constitución autoritaria al pueblo, algo que la haría inolvidable, decorado con la cuota de esperanza que le permitiera -a ese mismo pueblo- seguir pagando el IVA y que a ella le retornara -vía auspicios de las empresas oficiales- para seguir disfrutando de la gloria de comunicar ¿qué?.

Todo el pueblo fue testigo como ella sacaba la cara por el oficialismo Sanguinetti Batlle Lacalle Astori Michelini no invitando jamás a debatir al Dr. Cassinelli Muñoz, Catedrático Grado 5 de la Facultad de Derecho cuando era La Facultad, en temas de Derecho Constitucional, en ocasión del plebiscito del 8 de diciembre de 1996, pero ella no sólo opinaba en profundidad sobre el tema, sino que además se arriesgaba a intercambiar opiniones con otros tan ignorantes como ella en esos temas, como el senador Contador Astori -que para ignorancia en temas constitucionales merece un premio sobre todo por la ninguna formación académica con la que contaba para disertar con cara de seriedad asexuada como lo hacía-, bien que en su propio tema, la economía, le ha ido precisamente como al mismo culo ya que entre todos los que salieron de su Facultad y lo tuvieron como Decano fundieron el país. Merecería el Ministerio de Economía para el acto de Incineración Final ya que tanto sabe de Derecho, como Atchugarry.

En el colmo del vértigo comunicacional prensaba sus pensamientos en la desidia de una sociedad que la admiraba con otro célebre inepto para hablar sobre cualquier tipo de temas como el entonces senador sabanero Licenciado Hugo Fernández Faingold, éste con prohibición específica de sentido común de hablar sobre Derecho Constitucional hasta tanto no se aclarara públicamente en que había consistido su licenciatura tan mentada como el Faingold.

A Michelini le jugó de igual a igual en el carabonitesco escenario televisivo afirmando su fe en la aprobación de un texto constitucional sobre el cual -todos y ella también- sabíamos que no tenía ni idea pero disfrutábamos con su sapiencia. Cómo movía su pelo al hablar, disertar y finalmente preguntar acerca de la Descentralización -a pesar que el pobre Cassinelli se desgañitaba en su afirmación de que se "centralizaba la descentralización". Michelini no pudo mentir más acerca de lo que no sabía porque ella le enmendaba la plana con una afirmación sacada de la nada con naturalidad y encanto,  sincopada la voz en tonos de condescendencia sabihonda. Y nosotros, más  culpables que  ella misma puesto que la escuchábamos, nos deslizábamos sobre el tobogán de la decadencia desoyendo a un Catedrático deslumbrados por una Comunicadora. Así estamos ahora. Pero aquellos eran otros tiempos, tiempos de fe.

El país que vivía la feliz era de la Confiscación Davrieux -alguien que merece el Premio Nóbel por la rapidez en defaultiar un país, tan sólo cinco años después,- no se cansaba de admirar los talentos y las virtudes de quien, -con aire de vieja elefanta que guía la manada- disertaba acerca de aquello mismo que siempre había ignorado, con un preciosismo en el lenguaje que atraía por sus súbitos trancazos en la escalada explicativa -hipnóticamente didáctica- y el dulce flotar de los lugares comunes santificados por el impresionista labial, de rojo caro pero llamativo.

¿Merecía o no ese sentir popular que la hacía famosa en la cola del supermercado?. Por supuesto que como todo aquello que las camarillas estatales uruguayas habían envilecido -o simplemente se lo habían robado-  en la década infame de resentimiento anticapitalista, sueldos reajustados y guiíta negra de los asesinatos en Colombia del narcotráfico vía plaza financiera apoyada por el BID- todo ello vivirá por siempre en nuestra memoria, los dulces momentos de la complicidad en el engaño al pueblo con sus entrevistados, el entornar de ojos a los poderosos de la hora que manejaban la plata del pueblo, ese dulce disentir con la Doctrina en temas de Derecho Público, esos enfrentamientos con la Ciencia en temas que para ella son todos del corazón, esos sagrados eufemismos que todavía usa como hablar de "peligro de crisis bancaria" cuando ya hacía meses que los Rohm y los Peirano se habían robado todo a cuenta de sus mandantes;  ese declamar acerca de "dificultades nutricionales de los más jóvenes" cuando en la Enseñanza Oficial se habían robado hasta las computadoras y los niños comían pasto.

Inimitable en el mohín,  de vana afectación lejanamente juvenil y dudosamente espontánea, inescrupulosa en el remilgo femenino,  ensayando un calculado avance con los senos encorsetados en dirección de su entrevistado en ocasión de debatir acerca de las arenas negras de Rocha, y esa carcajada desacompasada, capaz de patotear con la seducción a cualquiera, mezcla de dulce niña y vieja elefante guía de la sociedad de hembras uruguayas, estos momentos que tiernamente y en su homenaje apenas evocamos a cuenta de otra oportunidad en la que ajustaremos cuentas, nos hacen decir: ¡Larga vida para que te sufras de tí misma!. ¡No te mueras nunca, Tarada!.

 

comentarios       inicio