free web hosting | free website | Business WebSite Hosting | Free Website Submission | shopping cart | php hosting

La página de un americano,  latino, uruguayo,  sanducero,  batllista y libertario  

Actualización Jueves 21 de Octubre de 2004.  

Los "Padrinos" del Régimen Partidocrático

En la Republica Oriental del Uruguay no hay libertad para ser elegible. Los elegibles para gobernar los digitan (dedocracia) los precandidatos presidenciables de los partidos políticos, nadie más. Ni siquiera el pueblo, (democracia), sino ellos, los integrantes de la cúpula de los partidos políticos, (partidocracia). Un puñado de hombres apoyados en la clave geopolítica centroeuropea: casi como Cuba. "La única costa sobre el Atlántico Sur que no es ni brasileña ni argentina es uruguaya" siguen repitiendo ellos: traidores a América, eso somos, eso fuimos y así estamos. A pesar de José Gervasio Artigas, cómo era? "Malos europeos y peores americanos", como era que decía?. Artigas no peleó por botín, sino por defender al territorio de los rapaces y depredadores que desde el Puerto traidor avanzaban.

 Encuentro Progresista

Partido Nacional

 
 

Partido Colorado

Manuel Flores Silva
 

Los únicos que votaron contra la Reforma Constitucional Autoritaria de 1996 fueron el actual candidato a la Presidencia por el Frente Amplio Encuentro Progresista Nueva Mayoría (FA-EP-NM) Tabaré Vázquez y el Senador José Mujica (MPP)(*). Todos los demás apoyaron la Reforma que es violatoria del artículo 21 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos (Artículo 21 1. Toda persona tiene derecho a participar en el gobierno de su país, directamente o por medio de representantes libremente escogidos. 2. Toda persona tiene el derecho de acceso, en condiciones de igualdad, a las funciones públicas de su país. 3. La voluntad del pueblo es la base de la autoridad del poder público; esta voluntad se expresará mediante elecciones auténticas que habrán de celebrarse periódicamente, por sufragio universal e igual y por voto secreto u otro procedimiento equivalente que garantice la libertad del voto. de 10 de diciembre de 1948, Asamblea General de las Naciones Unidas).y del artículo 23 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos (Pacto de San José de Costa Rica, de 22 de Noviembre de 1969) "Artículo 23. Derechos Políticos 1. Todos los ciudadanos deben gozar de los siguientes derechos y oportunidades: a. de participar en la dirección de los asuntos públicos, directamente o por medio de representantes libremente elegidos; b. de votar y ser elegidos en elecciones periódicas auténticas, realizadas por sufragio universal e igual y por voto secreto que garantice la libre expresión de la voluntad de los electores, y c. de tener acceso, en condiciones generales de igualdad, a las funciones públicas de su país"

La Constitución Uruguaya (CONSTITUCIÓN 1967 CON LAS MODIFICACIONES PLEBISCITADAS EL 26 DE NOVIEMBRE DE 1989, EL 26 DE NOVIEMBRE DE 1994 Y EL 8 DE DICIEMBRE DE 1996) en el numeral 9° del artículo 77 ("Las listas de candidatos para ambas Cámaras y para el Presidente y Vicepresidente de la República deberán figurar en una hoja de votación individualizada con el lema de un partido político. La elección de los Intendentes, de los miembros de las Juntas Departamentales y de las demás autoridades locales electivas, se realizará el segundo domingo del mes de mayo del año siguiente al de las elecciones nacionales. Las listas de candidatos para los cargos departamentales deberán figurar en una hoja de votación individualizada con el lema de un partido político"), le otorga el monopolio absoluto y total a los partidos políticos a proponer candidatos a los cargos públicos electivos. Los ciudadanos no pueden ser electos, se requiere que pertenezcan a un partido político.

Si este blindaje de la partidocracia vernácula aún no fuera suficiente, en la Reforma de 1996, en las Disposiciones Transitorias y Especiales, Literal W) del artículo 3° (la verdadera "letra chica" del contrato) se establece que para pertenecer a un partido político se debe participar en elecciones internas, simultáneas y voluntarias siempre que el "candidato a Presidente" lo incluya en su lista de convencionales, ("En un único acto y hoja de votación se expresará el voto: 1. por el ciudadano a nominar como candidato único del Partido a la Presidencia de la República; 2. por las nóminas de convencionales nacionales y departamentales").

De forma que en la República Oriental del Uruguay se puede ser electo no directamente, (como le concede la letra muerta de las Declaraciones  Universal y Americana de Derechos Humanos), pero sí y sólo sí, Usted cumple con estos cinco requisitos: a. ser ciudadano, (no basta); b. pertenecer a un partido político, (tampoco basta); c. que el candidato a Presidente en las elecciones Internas de ese partido político lo incluya en su lista de convencionales nacionales o departamentales; (tampoco basta, (I am sorry) d. que ese candidato (si es perdedor) solicite y obtenga que el candidato ganador del Partido a la candidatura a la Presidencia de la República le firme la lista y lo autorice en nombre de ese Partido para que Usted (y finalmente sí y ahora sí, no se me desanime) pueda postularse para concejal de su Departamento, (miembro del colegiado de gobierno de su Departamento), Diputado por su Departamento, Senador de la República, ó miembro de una Junta Electoral, tan sólo).

Usted es uruguayo y no un ser humano común y corriente. Preferiría ser ser humano, a secas, ¿no?. Y obtener aquella libertad por la cual se sigue siendo pagador de impuestos pero vigilarlos de cerca, ¿no?.

Pero esta Reforma Constitucional se aprobó por una mínima diferencia, (algo más del 1% del total de votantes), treinta millones de dólares en publicidad oficial para comprar voluntades, el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo, (?), el Fondo Monetario Internacional, (?), y el apoyo de algunas embajadas de algunos Reinos y algunas Repúblicas. Es por esta razón por la cual el Uruguay puede ser definido como un Puerto al cual gobierna una Ciudad Vieja a la cual gobiernan seis o siete Embajadas mediante una partidocracia corrupta que opera con métodos de Nicolás Maquiavelo en "El Príncipe".

"Cuando, como decimos, se adquieren Estados que están acostumbrados a vivir con sus propias leyes y en libertad, el que quiera conservarlos dispone de tres recursos: el primero, destruir dichas ciudades; el segundo, ir a vivir allí personalmente; el tercero, dejarlas vivir con sus leyes, imponiéndoles un tributo e implantando en ellas un gobierno minoritario que te las conserve fieles. Lo último no presenta excesivas dificultades, ya que, al haber sido creado dicho gobierno por aquel príncipe, sabe que no puede mantenerse sin su apoyo y su poder, por lo cual hará todo lo que esté a su mano para conservar tu autoridad"

Nicolás Maquiavelo. El Príncipe. página 46. Alianza Editorial.1991.

Arnold Schwarzenegger es el Gobernador de la sexta economía del mundo, el Estado de California en los Estados Unidos de Norte América. Emigrante, deportista y actor. Fue electo por sus gobernados en un proceso de revocación anticipada de mandato de su antecesor y, el Partido Republicano de California lo apoyó días antes de su victoria electoral. Como candidato independiente se postuló a la elección. Salteó las camarillas partidocráticas porque la legislación del Estado se lo permitía. Simplemente se postuló, se inscribió, y ganó la Gobernación.

Esto es un ejemplo democrático. Como ciudadanos tenemos el derecho de elegir a quien nos represente y de echar a aquellos que dejan de representarnos. Es el contrato de mandato del Código Civil. Pero no respecto a los políticos uruguayos, ni la legislación que fabricaron en su propio beneficio, ellos no tolerarían a Arnold.

Arnold no podría haber sido ni presidente del Uruguay ni siquiera podría haber sido intendente de algunos de los departamentos de esta República y ni siquiera edil ó concejal de alguna ciudad porque la legislación uruguaya se lo impide.

En el Uruguay nadie puede postularse a ningún cargo electivo, sea cual sea éste, sin ser bendecido, luego de haber sido sopesado, examinado, cribado, inscripto, medido, empadronado, investigado, jurado lealtad, obediencia, y sumisión a las cuatro ó cinco personas que son los que autorizan la calidad de ciudadano elegible. Si alguien se atreve a registrar una lista sin su autorización, pero con su nombre, -requisito indispensable-, no llega por fax la autorización de usar su nombre. Simple.

Todos los demás ciudadanos somos "capitis diminutio", esto es, ciudadanos de capacidad disminuída, de segunda, refrendamos a aquellos que ellos eligen para que nos representen, pero no elegimos a quienes nosotros -y no ellos- decidamos. Esta ausencia de libertad me irrita especialmente: conozco y doy fé de personas excelentes para ser presidentes, intendentes y ediles y me molesta no poder elegirlos, no poder votarlos, y que alguna embajada me limite mi libertad.

Arnold puede gobernar a la sexta economía del mundo, pero si hubiera emigrado a Uruguay, carecería de ésta libertad propiamente humana de alcanzar aquello por lo cual se empieza precisamente a vivir. Por algo el Estado de California es la sexta economía del mundo y el Uruguay sigue siendo un enclave colonial disputado por dos poderosas líneas de acción geopolítica, un territorio rico saqueado en los últimos veinte años en veinte, casi treinta, mil millones de dólares, porque toda guerra significa -y se explica- por el botín a hurtar.

Además, en el Uruguay, de tan previsibles pero no democráticos, ni tan siquiera republicanos que somos, ya sabemos cual va a ser nuestro próximo presidente, es más, sabemos el nombre de nuestro futuro intendente en cada departamento, y sabemos el nombre del futuro jefe de la bancada mayoritaria en el Senado de la República.

De tanta angurria y de tanto empacho de las camarillas corruptas partidocráticas que nos reinan, en realidad, aburrimos de tanto violar la legislación internacional, incluida la cláusula democrática tan mentada de la ONU. de la OEA, y del MERCOSUR. Además de violar el Art. 77 de nuestra propia Constitución como asociación política de los residentes y habitantes de nuestro territorio.

"Art. 77. Todo ciudadano es miembro de la soberanía de la Nación: como tal es elector y elegible en los casos y formas que se designarán". (...). Constitución de la República vigente de 1967.

 

Loco? Más que loco?

DE LA FAMA QUE OTORGA LAS MUERTES DE LOS OTROS.

"Este noble continente, que, al fin y a la postre, abarca las regiones más bellas (sic) y cultas (sic) de la Tierra y goza de un clima moderado (sic)  y equilibrado (sic) , es la cuna de todos los grandes pueblos primitivos del mundo. (sic)  Es la fuente de la fe (sic)  y de la ética cristianas. (sic)  Y ha sido, en tiempos antiguos y modernos, el origen (sic) de casi todas las formas de cultura, (sic) arte,(sic)  filosofía (sic) y ciencia. (sic)  Si Europa diese en administrar alguna vez en buena armonía su herencia común, sus trescientos o cuatrocientos millones de habitantes disfrutarían de una suerte, un bienestar y una fama (sic) sin límite".

Además de ser cruelmente mentiroso en términos científicos, parado sobre millones de cadáveres, esta frase de Winston Churchill, dicha en septiembre de 1946, en la Universidad de Zurich, resulta más que horripilante y es una muestra de la barbarie a lo que llegan los que se presumen de animales. Porque hasta donde se conoce ningún animal ha logrado superar al ser humano durante la Segunda Guerra -primero Europea-  y mucho después, Mundial.

Lo dijo sobre la sombra de las víctimas de la II Guerra Mundial: Unión Soviética: 20 millones de muertos, región oriental y sub. oriental de Europa: 7.5 millones de muertos, de ellos 4 millones de Judíos exterminados, Alemania 5.5 millones de personas, resto de Europa 4 millones de muertos. En Europa 100 millones de personas tuvieron que vivir con 1500 calorías y a veces menos por día. (Extraído de "Adiós a la vieja Europa"  de Wolfgang Benz Hermann Gravil, 1983. Copyright fischer taschenbuch verlag gmbh, frankfurt am main. siglo veintiuno editores, sa de cv, 29 de agosto de 1986).

Los locos suelen dictar cátedra acerca de su locura a fin de que la realidad les apruebe su delirio. Pero, la realidad suele ser un más que excelente psiquiatra y , -por razones que la biología entiende-, los desfonda hacia el nunca más jamás.

niños -semejantes a dioses- en Auschwitz.
 

el Uruguay tal cual se percibe desde el lugar de los pichis que pagamos impuestos

 

la peor de las dictaduras: la dictadura de pago chico

 

 
mujeres del régimen partidocrático

3. Piba Maravillita.

Ella era suave, linda y peluda. Tenía cara de suave, peluda y rubia decolorada. Ella tenía esa facilidad  - otorgada por quien sabe qué grupo neuronal de la zona de las recompensas del córtex de quienes la admiraban-  para vender el sistema. Cualquier sistema. Exhumaba conformismo, es más, podía haber sido la secretaria de algún personaje clave del Tercer Reich y hubiera hecho la diferencia. Podía haber nacido cerca de Katyn y nadie se hubiera enterado. Podía haber nacido en la época del Guernica y Picasso se habría dedicado a pintar casas, podría haber nacido en "la grandeur de la France" colaboracionista del Mariscal Petain y De Gaulle no hubiera desembarcado con sus dos mil hombres para liberar a Francia de las garras hitlerianas. Si hubiera sido compañera de banco en la escuela de Stalin, él no hubiera leído ni a Freud ni a Marx.

Pero había nacido en Paysandú, Uruguay, antes de los ochenta y tenía que vender el sistema. La mayor, un prematuro amor la marcó definitivamente no sólo como amante sino como hembra. Se sabía, - ella lo intuía y se martirizaba con ese conocimiento -  que no iba a ser madre nunca. Cuatro abortos eran el resultado de un largo y desdichado amor. "Tenés el útero como un tejido crochet" le había dicho una amiga, embroncada porque le robó el novio.

Los prefería musculosos y alquilados. Se sabía como perdida y los cambiaba cada quince días hasta cinco meses. De primavera a verano y para pasar el invierno eran sus dos categorías principales, pero había interludios en los cuales, -con la prolijidad de una paciente tejedora- los destruía. Al primero lo masacró en una fiesta en el gimnasio donde provocó y tuvo sexo con dos de los invitados, sucesivamente, ante los atónitos ojos de su amante. Sonreía, cuando él le pegó a la salida, porque lo había rebajado no sólo a la condición de cobarde y mísero guampudo  -ya que viéndolo todo no se lo había impedido-  sino que como todo guampudo no aceptaba su condición y se las desquitaba -no con los dos gimnastas- sino con ella. Él, muy al tiempo, se vengó y embarazó a su siguiente amante, cosa que le dolió demasiado profundamente.

Drogadicta de lo que viniera, -bolseada, porro, blanca, ron con tequila, beerxbeer, - se le terminaba cayendo la toalla cuando atendía a los operarios de la compañía eléctrica recién salida del baño para estupefacción de sus aldeanos vecinos de cuadra. Reía, encantadoramente. Pero, por denuncias y otras yerbas, terminó como soplona de la Dirección de Investigaciones de la Jefatura de Policía de Paysandú. Esa mañana, salió del baño -una obsesión, como limpiándose de sexo-  y miró con cara de "no sé que pasó" al que durmió con ella en su apartamento y comenzó la trabajosa tarea de encarar la mañana de sol, ponerse la bombacha, mirarse al espejo como se le esmirriaba el trasero, prender la moto e ir a entrevistarse con el "Tranqui" en la Dirección de Investigaciones.

( ... )

- Piba Maravillita-, anunció el secretario al Tranqui cuando vio que ella entraba por el garaje. De pantalón rojo, sandalias plateadas y campera jeans, el Sub Comisario le adivinó el ánimo. Se sentó y rompió la funda plástica de un casete nuevo, tosió suavemente en el micrófono y cuando las agujas del grabador se movieron, lo puso en pausa y esperó.

- Esta el Comisario Inspector? -  le preguntó ella con su sonrisa rápida y mano acomodándose el mechón. - La espera, se oyó contestar, - Pase.

Ella abrió la puerta y él apretó pausa en el grabador y se dedicó a escuchar lo que más le gustaba del trabajo del Jefe, el informe de las soplonas.

( ... )

Él solía no saludar ni preguntar primero. Era como un vicio adquirido con el cual se sentía conforme. Apenas miró y sonrió cortamente y bajó los ojos, manso. Observó como ella -nerviosamente-  desplegaba su seducción de autodefensa y su ancha sonrisa. Calculó cinco minutos para el primer encontronazo y empezó como a leer un grueso informe. Ella no soportó este intervalo molesto y atacó.

- El imbécil vio las camionetas y no entró al boliche. Se dió cuenta ... cómo ustedes van a poner un patrullero con las luces apagadas a mitad de cuadra, una camioneta de la Seccional Segunda y la gente de acá en otra?. No habíamos quedado que él entraba, yo me le acercaba como para ir al baño, el me hablaba,  mi novio se ponía celoso y se agarraban a las piñas y ustedes entraban recién ahí, con el lío, no antes?.

Se hizo un largo silencio en la grabadora del secretario mientras sólo se escuchaba cuando el Comisario Inspector hacía como que seguía leyendo el informe y pasaba las páginas.

- Es la quinta denuncia por acoso sexual que te tengo que autorizar y no hay resultados, - dijo él, - hasta cuándo crees que me van a tener paciencia los de Montevideo y en el Juzgado? le preguntó, con voz suave, sin mirarla.

 

 

CONSTITUCIÓN DE LA REPUBLICA

CONSTITUCIÓN 1967 CON LAS MODIFICACIONES PLEBISCITADAS EL 26 DE NOVIEMBRE DE 1989, EL 26 DE NOVIEMBRE DE 1994 Y EL 8 DE DICIEMBRE DE 1996

Artículo 10.- Las acciones privadas de las personas que de ningún modo atacan el orden público ni perjudican a un tercero, están exentas de la autoridad de los magistrados.

Ningún habitante de la República será obligado a hacer lo que no manda la ley, ni privado de lo que ella no prohíbe

Artículo 22.- Todo juicio criminal empezará por acusación de parte o del acusador público, quedando abolidas las pesquisas secretas.