free web hosting | free hosting | Business Hosting | Free Website Submission | shopping cart | php hosting

 

Julio María Sanguinetti Coirolo


* 6 de enero de 1936, Montevideo, departamento de Montevideo.

Sanguinetti junto a Davrieux en la Casa del Partido Colorado meses antes de la repulsa popular que los desalojó del poder.

 

 

 

extraño matrimonio

Según "La República" del sábado 19 de febrero de 2005, "El líder del MPP -Senador José Mujica- afirmó que "Sanguinetti va a ocupar su puesto de combate y se va a poner al hombro el reflote de su partido político" que en la actualidad tiene la aceptación del 10% del electorado nacional". En nota aparte se informaba "Postergaron convención colorada: faltó más de la mitad de los convencionales" y se observaba "Minutos antes de las 19.00 horas, momento fijado para iniciar la convención que elegiría al candidato partidario para la Intendencia de Montevideo, el ministro de Turismo y único precandidato, Pedro Bordaberry, era la única persona presente en la Casa del Partido Colorado, junto a una escasa veintena de adherentes".

"Con limitadas excepciones, era notoria la ausencia de referentes de los principales sectores del partido, y era casi nula la presencia de convencionales de los varios sectores opuestos al mecanismo de postulación de Pedro Bordaberry que fuera acordado entre el Foro Batllista, de Julio María Sanguinetti, y la Lista 15, de Jorge Batlle".

De orígenes italianos, tras estudios en el Colegio Elbio Fernández ingresó a la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad de Montevideo, egresando en 1961 como Doctor. Se supone que en esta época estudiantil se integró a la Masonería regular, Gran Logia de España.

Publicista de la Lista 15 del entonces Presidente Luis Batlle Berres, y periodista en los medios partidarios "Semanario Canelones" y luego, a partir de 1955, como cronista del diario "Acción".  En 1963, con 27 años, Don Luis lo pone en la lista de diputados y resulta electo diputado por el departamento de Montevideo.

A la muerte del gran caudillo, julio de 1964, se produce en su agrupación graves enfrentamientos que llevan a una elección interna. Abandonan el Partido Colorado Batllismo Zelmar Michelini, Alba Roballo y otros dirigentes que fundan, conjuntamente con partidos de izquierda el "Frente Amplio". Siguiendo al hijo de Don Luis, Jorge Luis Batlle Ibáñez, Sanguinetti continúa en Unidad y Reforma.

En 1966 fue miembro redactor e informante del proyecto de reforma constitucional presidencialista con el cual se abandonaba la doctrina batllista ortodoxa del "Colegiado", proyecto ratificado en elecciones de noviembre de 1966, transformándose en la Constitución de 1967, centralista y autoritaria.

 En 1969 integra el gabinete del entonces presidente -el electo Presidente Oscar Diego Gestido murió- Jorge Pacheco Areco en representación de la lista 15, ahora liderada por el hijo del gran caudillo, . en la cartera de Industria y Comercio y en 1972 Juan María Bordaberry, electo en 1970, su sucesor, le mantuvo en el ejecutivo como titular de Educación y Cultura.

Fueron famosos sus discursos incendiarios contra la subversión terrorista, y el se destacó con la aprobación de su Ley de Educación, en pleno desarrollo de la Guerra Fría exacerbada por Henry Kissinger -de origen cultural alemán- para América Latina, la tercera posición europea, (Francia, Italia, España), y el intento de la U.R.S.S. para conquistar el mundo para el "comunismo universal".

Cuando se preveía la quiebra del orden constitucional por el Presidente Juan María Bordaberry,  Unidad y Reforma -su grupo político- decide retirar a sus ministros del gabinete debiendo renunciar a su cartera. El ahora Dictador Bordaberry y las Fuerzas Armadas dieron un golpe de Estado el 27 de junio de 1973 disolviendo el Parlamento. Siendo subdirector de Acción, éste diario fue clausurado. En 1976 fue inhabilitado para desempeñar cualquier actividad política por el Acto Institucional N° 4 de la Dictadura, en el medio de graves acusaciones por corrupción contra la clase política provenientes del régimen militar, (estafas bancarias de Peirano Facio, Ministro de Pacheco Areco, y otros).

En 1980, estando proscrito no pudo participar del debate por la Reforma Constitucional que el régimen militar propuso a ratificación popular y que fuera rechazada por el pueblo, pero apoyó declaraciones instando a votar por el No, en la línea del Batllismo representada por el Dr. Enrique Tarigo, entre otros, si bien no en nombre propio, sino genéricas.

Es de destacar que los militantes del NO estábamos esperanzados que Sanguinetti Coirolo decidiera al Diario "El Dia" -diario histórico de Don José Batlle y Ordóñez-  a plegarse al NO, pero no se logró, quizás porque la Masonería uruguaya recién eligió a bando ganador tres años después, orejeando las internas de 1982, después de muy difíciles compromisos de templo, como se les llamaba entonces. Igualmente sucedió con otros medios de difusión en manos de masones, a los cuales tampoco se pudo comprometer en el rechazo a la Dictadura Cívica Militar. Eso explica porque los masones que actúan en política hoy, en aquella época, 1980, estaban "en actividades particulares". (El autor de esta web abundará sobre ese período cuando escriba su propia historia de panfletero, publicista radial y falsificador de boletas electorales de entonces).

Fundó el semanario Correo de los Viernes en 1981 y dirigido hasta 1984, Fue uno de los primeros dirigentes a los cuales la Dictadura Cívico Militar le restituyó sus derechos políticos el 29 de junio de 1981, mientras continuaban proscriptos el líder de Unidad y Reforma Lista 15 Jorge Luis Batlle Ibáñez, entro otros.

Tras su derrota en las urnas en 1980, la Dictadura aceptó un cronograma hacia la salida democrática, que incluía una elección interna y simultánea en los partidos políticos. Celebradas en noviembre de 1982 el Batllismo concurre a ellas con tres opciones, triunfando Sanguinetti con ABX sobre la ACE encabezada por el Dr. Tarigo y la CBI de Manuel Flores Silva.

En 1983 es electo Secretario General del Partido Colorado.

Rotas las conversaciones con los militares el 2 de agosto de 1983, se opuso a las movilizaciones juveniles multipartidarias contra la Dictadura, criticándolas desde "El Correo de los Viernes", calificando a sus dirigentes de "tirapiedras". Estas movilizaciones del 6 de agosto, 25 de setiembre, 23 de octubre culminaron con el acto del Obelisco de noviembre de 1983 donde medio millón de uruguayos repudiaron la Dictadura. Aún a éste acto pretendió cambiarlo de fecha, debido a sus compromisos con militares moderados masones- del último domingo del mes al miércoles anterior, pero su posición no obtuvo el respaldo del Partido Colorado ni de los otros partidos.

Al autor de esta web le dijo en la Casa del Partido: "El que salga el domingo será un ´alvarista´", en referencia al Dictador Gregorio Alvarez. Hubo medio millón de alvaristas ese domingo, incluso él.

Restablecidas las conversaciones con los militares debido a la presión popular, Sanguinetti integró la delegación del Partido Colorado Batllismo en las negociaciones multipartidarias con vistas a una transición pacífica y ordenada a la democracia, que culminaron con la firma, el 3 de agosto de 1984, del denominado Pacto del Club Naval. (El verdadero pacto con la dirigencia partidaria -que ignoraba Sanguinetti Coirolo dado que se tenían reservas sobre su fidelidad y en conocimiento de sus ´dobles lealtades´- había ocurrido la noche del 23 de octubre de 1983 entre la Junta Grande y líderes partidarios, sólo faltaron detalles como la propuesta por ternas a Comandante en Jefe al futuro Presidente de la República, lo que después sería materia del Acto Institucional N° 19).

En el mismo agosto de 1984 obtuvo la nominación mayoritaria para las elecciones presidenciales del año siguiente, que habían de poner fin a doce años de dictadura.

Como Secretario General le cambió el nombre al Partido simulando presiones de sectores seguidores del ex presidente Jorge Pacheco Areco: de "Partido Colorado Batllismo" a "Partido Colorado".

El 25 de noviembre de 1984 Sanguinetti venció con el 31,2% de los votos al candidato blanco mejor situado, Alberto Sáenz de Zumarán dado que el líder natural del Partido Nacional estaba proscrito al igual que el General Liber Seregni, orientador del Frente Amplio.

El Partido Colorado Batllismo había resuelto no hacer cuestión de las tres proscripciones principales -Batlle Ibáñez, Ferreira Aldunate, Liber Seregni- en pro de la urgente desproscripción de partidos y pueblo; pero existió un compromiso implícito que -desproscripto- Batlle Ibáñez sería reconocido como el líder natural, seña de rotación natural y compromiso que Sanguinetti Coirolo violó en 1989 con apoyo de embajadas extranjeras y de la Masonería, provocando indirectamente el triunfo del Partido Nacional Presidencia Luis Alberto Lacalle Herrera, su continuador en la línea de sometimiento a la Monarquía Borbón.(Véase).

El 1 de marzo de 1985 tomó posesión de su mandato quinquenal sustituyendo al presidente interino, Rafael Addiego Bruno, que a su vez había reemplazado el 12 de febrero al presidente militar, general Gregorio Álvarez Armellino, militar dictador de origen blanco herrerista autoritario.

Primera Presidencia (1985-1990).

Evitó seguir el ejemplo argentino de procesar a los responsables de las violaciones de los Derechos Humanos, violando la legislación interamericana que lo obligaba a ello, en el caso uruguayo numéricamente inferiores pero particularmente atroces, cometidas en la etapa precedente y presentó primero la Ley de Amnistía para los responsables del terrorismo de Estado -siguiendo los dictados de la Monarquía Borbón a través de Felipe González- que fue ampliamente rechazada y posteriormente logró que se aprobara la denominada Ley de Caducidad de la Pretensión Punitiva del Estado.

Esta ley, que libraba de persecución judicial a los militares y policías presuntamente culpables de crímenes, pero obligaba a investigar los delitos de lesa humanidad, en la óptica de Sanguinetti era el justo complemento a la Ley de Pacificación Nacional de 1985, en virtud de la cual fueron liberados 267 guerrilleros tupamaros, incluido el líder histórico del grupo, Raúl Sendic, que habían intervenido en la lucha armada durante las décadas de los sesenta y setenta. El Parlamento la aprobó el 22 de diciembre de 1986 y el referéndum del 16 de abril de 1989, convocado después de una masiva campaña nacional de firmas, la sancionó con el 57% de los votos.

En el orden exterior, Sanguinetti relanzó especialmente las relaciones con España y Francia,  y restableció los contactos con los países comunistas. En un ámbito más cercano, el 27 de mayo de 1987, como colofón de varias reuniones preparatorias, suscribió con sus colegas de Brasil, José Sarney, y Argentina, Raúl Alfonsín, el Acta de Montevideo, acuerdo decisivo para impulsar la integración económica regional conforme a los objetivos trazados por la Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI), que en 1991, con la suma de Paraguay, desembocó en el Mercado Común del Cono Sur (MERCOSUR).

La segunda Ley promulgada un 28 de diciembre, éste de 1987, selló su ofrenda a sus sostenedores geopolíticos, La ley Forestal, por la cual desde esa fecha hacia el presente se han transferido más de quinientos millones de dólares a transnacionales de la forestación de origen español y europeo. (Véase).

En el capítulo económico, su Gobierno, que incluía a dos ministros del Partido Nacional, se planteó como tarea prioritaria el poner freno a la deuda exterior de 5.100 millones de dólares, cifra enorme, cercana al total de la producción nacional. Asimismo, Sanguinetti se mostró activo dentro del Grupo de Apoyo (Uruguay, Perú, Brasil y Argentina) al Grupo de Contadora (México, Colombia, Venezuela y Panamá), foros informales de consultas dedicados a la exploración de medidas preventivas contra la extensión de los conflictos armados en Centroamérica y que en diciembre de 1986 decidieron fusionarse con el nombre de Grupo de los Ocho, el cual a su vez tomó en octubre de 1990 el nombre de Grupo de Río coincidiendo con su ampliación a Chile, Ecuador, Bolivia y Paraguay. Sanguinetti presidió la II Reunión del Grupo de los Ocho, en Punta del Este el 29 de octubre de 1988.

En el primer tramo de su mandato, la economía uruguaya, que hasta 1985 padeció una aguda depresión, registró unos indicadores positivos, con crecimiento de la producción, descenso de la inflación, estabilización del desempleo e incremento de las exportaciones. La confrontación con los sindicatos, que exigían la ruptura con el FMI y el impago de la deuda, se vio compensada con la apertura de vías concertadas para reforzar el consenso entre los partidos políticos y sacar adelante legislación de interés general, siendo su principal exponente el Acuerdo Nacional suscrito el 1 de abril de 1986 por el PC, el PN, el izquierdista Frente Amplio (FA) y la conservadora Unión Cívica.

Hacia el final de la presidencia, pese a los acuerdos para su refinanciación, la deuda exterior siguió aumentando, por debajo del PBI, el cual además volvió a contraerse hasta una tasa de crecimiento virtualmente cero. La inflación también experimentó un fuerte repunte y 1990 se cerró con un índice del 130%.

Segunda Presidencia (1995-2000).

El 1 de marzo de 1990 Sanguinetti entregó la banda presidencial a Luis Alberto Lacalle, candidato del Partido Nacional vencedor en las elecciones del 26 de noviembre anterior. Siguió dedicado al periodismo, a las actividades académicas y a la política interna de su partido como líder de la fracción Foro Batllista, cercana a la socialdemocracia, la más importante junto con la Lista 15 de la cual utilizando el poder del Estado se había apartado,  encabezada por Jorge Luis Batlle Ibáñez, sobrino-nieto de José Batlle y Ordóñez e hijo de Luis Batlle Berres, violando el compromiso que lo llevó al poder en su primera Presidencia.

En 1994 consiguió de nuevo ser el precandidato más votado en las elecciones primarias del PC y ello se trasladó a los resultados de las elecciones presidenciales del 27 de noviembre de 1994, que ganó con el 24,7% de los votos por delante de Tabaré Vázquez, de Encuentro Progresista (EP, coalición encabezada por el FA), los otros dos candidatos del PC (Batlle y Pacheco) y los tres del PN.

En realidad, Vázquez fue el candidato individual más votado, pero en el recuento, de acuerdo con la Ley de Lemas vigente, se consideraban los votos totalizados por un partido y se otorgaba la victoria al mejor situado de entre sus candidatos (en la práctica esto sólo afectaba a los dos partidos mayoritarios). Tal fue esta ocasión, ya que el coloradismo recibió el 32,3%, por encima del 31,2% del nacionalismo y 30,6% de Vázquez. El 1 de marzo de 1995 Sanguinetti inició su segundo período presidencial.

Sanguinetti formó un Gobierno de coalición con el Partido Nacional (cuatro ministros), el Partido del Gobierno del Pueblo, Hugo Batalla,  y la Unión Cívica, y estableció pactos puntuales con el partido Nuevo Espacio. Esto le permitió sacar adelante en una Asamblea General dividida a partes iguales entre los tres partidos principales los presupuestos del Estado hasta el final de su mandato, y la reforma de la Ley de la Seguridad Social -contestada por las organizaciones de trabajadores y jubilados-.

Cediendo a presiones internacionales y en la línea de "disciplinar a los partidos políticos" propugnada por el Norte respecto de América Latina, con el apoyo de las embajadas europeas y el financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo presidido por el borbónico Enrique Iglesias, nuevamente se reformó la Constitución de 1967, que instituyó en Uruguay la elección presidencial a dos vueltas, (ballotage), como mecanismo para impedir el triunfo de la izquierda en las presidenciales de 1999, un presidencialismo tan fuerte que es una monarquía a término y aherrojó de tal forma los partidos políticos que tan sólo un puñado de hombres (los precandidatos presidenciales) son los grandes electores conformando las listas cooptadas ("sábanas") que posteriormente son sometidas para que el pueblo únicamente pueda refrendarlas, ya que no elegir.

A pesar de estar propuesta a la ciudadanía por más de la mayoría de dos tercios parlamentaria, esta reforma, que suprimió a diputados a casi centenaria Ley de Lemas pero la mantuvo a senadores, fue refrendada apenas por un magro 50.2% de votos favorables del pueblo el 8 de diciembre de 1996, y entró en vigor el 14 de enero de 1997, luego de un escrutinio que demoró más de un mes.

La política económica expansionista de su Gobierno permitió revertir en 1996 la recesión del -2.5% registrada el año anterior, en parte debida a la caída de las exportaciones, con unas elevadas tasas de crecimiento, que además no generaron inflación. Por el contrario, ésta variable experimento un descenso continuo hasta situarse en 1999 en torno al 6% al costo de abaratar el dólar.

Este panorama se vio drásticamente afectado por la crisis brasileña de 1998-1999, destino de más de un tercio del total de las exportaciones uruguayas. Se negó a ajustar el tipo de cambio a la reciente devaluación brasileña lo que provocó altas tasas de desempleo, excesivo endeudamiento de las empresas que comenzaron a colapsar. Mientras tanto los subsidiados ingresos de los jubilados de privilegio y alta burocracia estatal pagados con dólares abaratados artificialmente, conjuntamente con altísimos niveles de corrupción y asesinatos políticos como el del Intendente de Cerro Largo Villanueva Saravia denotaban la existencia de grupos violentistas al interior del su gobierno que alarmó al entorno internacional.

El 1 de marzo de 2000 concluyó su mandato y entregó la banda presidencial a su correligionario Jorge Luis Batlle Ibáñez, vencedor de las elecciones internas del  Partido Colorado frente al continuador de su gestión Luis Antonio Hierro López, posteriormente de las elecciones nacionales en primera vuelta  y finalmente en la segunda vuelta contra Tabaré Vázquez el 28 de noviembre de 1999.

El "Foro Batllista" liderado por Sanguinetti fue el fiel de la balanza del gobierno de Batlle Ibáñez, (2000 - 2005) a través de su participación en los ministerios y por sobre todo ocupando las estratégicas posiciones de la dirección de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto con Ariel Davrieux y la Procuraduría de Corte y Fiscal de Gobierno a través Oscar Darío Peri Valdez, finalmente destituido por Batlle Ibáñez.

El manejo sectario del aparato estatal con episodios violentistas hacia la oposición interna en el Partido Colorado precipitaron la disolución de éste, y el abandono definitivo de los batllistas históricos, llamados de "Don Pepe" de su compromiso de votar dentro del lema Partido Colorado.

La crisis del 2002 provocada por estafas bancarias de proporciones de miles de millones de dólares, la gran corrupción facilitada por la complicidad por omisión de los fiscales del régimen y un Poder Judicial -sarcófago masónico- que consagró la impunidad en los delitos de lesa humanidad en violación a la ley internacional, con más una política económica de exacción equivalente a la mitad de los ya menguados ingresos populares para pagar la factura de los estafadores bancarios, provocaron la derrota de Sanguinetti y su grupo político en las elecciones del año 2004, cosechando el apoyo de tan sólo cuatro ciudadanos de cada cien, lo cual bastó para que asumiera como el único Senador por su grupo político el 15 de febrero de 2005, "requechando votos de todos lados, directos y al lema", en la jerga.

La herencia es una deuda externa de 12.860 millones de dólares, 115% del PIB 2003.

Éste de casi u$s 23.000 millones en 1998 se desplomó a 11.177 millones de dólares en 2003.

Su fortuna personal se encuentra engrosada por una colección de obras de arte contemporáneas -invaluables-  seleccionadas por su siempre elegido Angel Kalemberg para dirigir el Museo Audiovisual de Arte Moderno, Parque Rodó, Montevideo, y de otras procedencias.

Se presumió de pintor pero escapó a las críticas -despiadadas- al abandonar tal actividad.

Apegado a seguridades y afectos, partidario de su entorno de crianza y cultural, sectario por elección, prefiere ignorar lo extraño y anatemiza lo que ignora, resulta fácil de acceder si teme perder su posición o por la vía del halago, lo que ha sido usado por sus amigos y cofrades hasta el hartazgo para obtener su confianza y usarlo en el camino de sus propios objetivos. Pésimo para elegir colaboradores, cuando no lo ha hecho por obligación. Nunca se sabrá -seguramente, cual ha sido en verdad, su Uruguay.

Frases: "De las urnas venimos y a las urnas nos debemos", en ocasión de la interpelación a su Ministro del Interior Manini Ríos en su primera Presidencia 1985 - 1990, por Cadena Nacional de Radio y Televisión.

Sus biografías oficiales anotan que "siempre activo en el periodismo y el mundo cultural, durante su paréntesis presidencial de 1990-1995 Sanguinetti fue articulista de la agencia de noticias EFE y del diario El País, ambos españoles. Su vínculo con España se ha consolidado como director de seminarios organizados por la Universidad Complutense de Madrid y conferenciante en los cursos de verano de la Universidad Internacional Menéndez y Pelayo de Santander".

"Desde 1996 ha promovido y animado un grupo de destacadas personalidades del mundo de la política y la intelectualidad (entre ellos, el ex presidente colombiano Belisario Betancur, el ex presidente del Gobierno español Felipe González y los presidentes en ejercicio de Chile y Brasil, Ricardo Lagos y Fernando Cardoso, respectivamente) denominado el Círculo de Montevideo, que actúa como un foro de debate cercano a los postulados de la denominada tercera vía, desde el punto de vista latinoamericano. También preside desde 1990 el Instituto PAX, una fundación académica de acción internacional, y es miembro del Consejo InterAcción, otro foro de encuentro de mandatarios retirados de todo el mundo, centrado en la elaboración de informes y estudios con finalidad asesora en diversas áreas de ámbito internacional

Sanguinetti es doctor honoris causa por las universidades de Brasilia (1985), Moscú (1990), Asunción (1994), Génova y Bucarest, y, artículos y estudios breves aparte, ha publicado los libros Alcances y aplicaciones de la nueva Constitución uruguaya (1967), La nación, el nacionalismo y otros ismos (1978), El temor y la impaciencia (1991), El año 501 (1992), Un mundo sin Marx (1993) y Meditaciones del milenio (1994).

En añadidura, está en posesión de las órdenes de Boyacá (Colombia), San Carlos (Colombia), del Sol (Perú), de Malta, Isabel La Católica (España), José Matías Delgado (El Salvador), del Quetzal (Guatemala y Honduras), Cruzeiro do Sul (Brasil), del Mérito (Chile), Mariscal Francisco Solano López (Paraguay), Libertador General San Martín (Argentina), Libertador (Venezuela), Andrés Bello (Venezuela), del Águila Azteca (México) y Manuel Amador Guerrero (Panamá), entre otras. Es también caballero de la Gran Cruz de Italia y de la Gran Cruz de la Legión de Honor de Francia".(entrecomillado extraído de www.cidob.org/bios/castellano/indices                            Julio María Sanguinetti Coirolo (Uruguay).mht