free web hosting | free website | Business Hosting Services | Free Website Submission | shopping cart | php hosting

La página de un americano,  latino, uruguayo,  sanducero,  batllista y libertario  

No publicado en la prensa, repartido como folleto, dada la autocensura existente. El diario "El Telégrafo" de Paysandú nos cobraba a los partidarios del NO. Ejemplo: el 12/11/96 Factura "El Telégrafo A104184 por artículo "Consulte a su Abogado" u$s 212. ¿Autocensura?.

El 8 de diciembre de 1996 se perdió la batalla por la democracia y la libertad en el Uruguay. El régimen impuso sus principios institucionales que afirmaron sobre bases inconmovibles la dictadura civil que hoy padecemos. Este es uno de los artículos con los que intenté convencer a mis conciudadanos para que votasen negativamente a la propuesta autoritaria de las camarillas estatales. Sólo hubo éxito en Montevideo y en mi Departamento, porque se perdió en el país.

Análisis de la Ley Constitucional a plebiscitarse.

los vecinos ya no elegirán al gobierno

 

"Por el conducto del Gobernador de Corrientes, puse a Usted, hace tres días, las circulares para que mande cada pueblo su diputado indio al Arroyo de la China. Usted dejará a los pueblos en plena libertad para elegirlos a su satisfacción, pero cuidando que sean hombres de bien y de alguna capacidad para resolver lo conveniente".

Artigas a Andresito, 13 de marzo de 1815.

 

"Capitulo V

De la designación de candidatos a cargos públicos

Art. 79.- Serán órganos competentes para la proclamación de candidatos del Partido a cargos electivos las Convenciones Nacional ó Departamental, según el caso. La votación será secreta. Al efecto serán convocadas en fecha que permita el cumplimiento de todas las exigencias legales con la finalidad de fijar todos los detalles relativos a la proclamación de los candidatos a los cargos electivos.

Se habilitará un plazo antes de la votación para la presentación de las propuestas sobre las que versará la decisión de los convencionales".

Artículo que se derogaría de la Carta Orgánica del Partido Colorado, 1984.

"Art. 3o. Agrégase a las actuales, las disposiciones transitorias siguientes:

W) Las elecciones internas para seleccionar la candidatura presidencial única para las Elecciones Nacionales a celebrarse en 1999, así como las que tengan lugar, en lo sucesivo, y antes de que se dicte la ley prevista en el numeral 12) del art. 77, se realizarán de acuerdo con las siguientes bases:

(...)

d) En un único acto y hoja de votación se expresará el voto:

1) por el ciudadano a nominar como candidato único del Partido a la Presidencia de la República;

2) por las nóminas de convencionales nacionales y departamentales.

(...)"

Art. 3 de la Ley Constitucional a ratificarse el próximo 8 de diciembre de 1996.

Lo trascripto más arriba resulta una síntesis de la evolución de la tradición jurídica nacional respecto a la forma de elección de los gobernantes.

Durante el período artiguista "los pueblos", esto es, los poblados, las ciudades, se reunían y elegían sus diputados, y luego éstos representaban a sus vecinos en un Congreso. Las instrucciones de Artigas a Andresito sintetizan esa concepción de que los vecinos eligen al gobierno, acorde a la revolución americana y no contradicha por una tradición hispánica coexistente.

La Constitución de Cádiz de 19 de marzo de 1812 preveía el organismo llamado "Las Cortes" que eran la reunión de todos los diputados que representan a la Nación, electos en cada provincia, a razón de uno cada 70.000 almas, en las llamadas juntas electorales de parroquia, de partido y de provincia. Las parroquias nombraban 11 compromisarios que designaban un elector parroquial cada 200 vecinos, los electores parroquiales elegían al elector del partido y éstos elegían a los diputados a las Corte por la provincia. (1)

Esta forma de elección consolida la llamada democracia local, esto es, el gobierno del pueblo se organiza a partir de las elecciones que realizan los vecinos por circunscripciones territoriales.

Así, como ejemplo de la práctica existente, la Asamblea General Constituyente de 1813 de las Provincias Unidas del Río de la Plata fue convocada por el Triunvirato que gobernaba. A través de Rondeau, Artigas fue invitado al reconocimiento de la Asamblea, para lo cual convocó a su vez a un Congreso Provincial para lo cual remitió las circulares del caso. El primer Congreso Artiguista sesiona el 4 de abril y Artigas pronuncia su famoso "Mi autoridad emana de vosotros y ella cesa ante vuestra presencia soberana" ante los diputados de los poblados.

Al día siguiente el Congreso designó los diputados que concurrirían a Buenos Aires en representación del Pueblo Oriental y el 13 les confiere las célebres "Instrucciones del Año XIII" para llevar a la Asamblea, donde se establecía que cada provincia retiene su soberanía.

El 22 de noviembre de 1828 se instaló en la villa de San José la Primera Asamblea Constituyente y Legislativa de la Provincia Oriental siendo su obra la primera Constitución Nacional, la de 1830. Inspirada en esta misma tradición que venimos reseñando la Cámara de Senadores la componía un Senador por cada Departamento, elegido indirectamente por el pueblo.

Esta Constitución ignoró la existencia de los partidos políticos y organizó, a diferencia de la tradición artiguista e hispánica, un Estado unitario y centralista, dejando de lado toda autonomía municipal o departamental. Las Juntas Económico Administrativas eran más bien promotoras, en tanto el poder departamental lo concentraba el Jefe Político.

Nuestra legislación no reconoció a los partidos políticos hasta las leyes de 1893 y 1909 a los efectos del contralor del acto eleccionario, y recién en julio de 1910 estableció el principio del doble voto simultáneo.(2)

La forma de organización del sufragio y la estructura de las circunscripciones territoriales no sufrió mayores modificaciones hasta la vigente Constitución de 1967.

Pero, esta Ley Constitucional aprobada recientemente y que se someterá a ratificación popular el 8 de diciembre próximo altera sustancialmente el principio de la democracia local y departamental a través del indirecto mecanismo de realizar elecciones internas de los partidos que concurran a las urnas en una sola circunscripción y en única hoja de votación.

Los arts. 70 y ss. de la Carta Orgánica del Partido Colorado, transcriptos arriba, legislan que los candidatos departamentales del Partido se eligen por la Convención Departamental, éstas integran la Convención Nacional que elige a los candidatos nacionales del Partido.

La Disposición Transitoria letra W) literal d) derogaría a la Carta Orgánica del Partido si es aprobada porque cambia este sistema. Ya no existiría más la posibilidad de que vecinos de Paysandú por sus iniciativa y con su propia lista concurran a una elección y logren convencionales departamentales y así incidan, con sus ideas y con sus representantes, sobre las listas de candidatos departamentales y nacionales del Partido.

Ahora los precandidatos a candidato único a la Presidencia por el Partido hace, elige, conforma, nomina, integra las listas a convencionales departamentales y nacionales, y en tanto resulta la personalidad política más importante de esa lista, el dueño de la lista, elegirá a sus leales para convencionales departamentales y nacionales.

Como se advierte, por el indirecto camino de conformar listas de convencionales para que sean refrendadas por los ciudadanos en elecciones internas, el que resulte candidato único del Partido a la Presidencia de la República elegirá a quienes serán los candidatos a ediles, a Intendentes, a Diputados, a Senadores, y, una vez electo como Presidente de la República, con el dominio del Poder Ejecutivo y del Legislativo, tendrá las facultades constitucionales de incidir sobre el Poder Judicial.

El pueblo de Paysandú elegirá a sus representantes locales previo el criterio que sobre ellos se haga el candidato único del Partido a la Presidencia de la República, y según decidan los leales a este candidato, sus convencionales.

Esta asombrosa centralización del poder en los presidenciables no registra ningún antecedente en nuestra tradición política cercana ni lejana.

Al contrario. En palabra del constitucionalista Dr. Héctor Gross Espiell "En el pensamiento de Don. José Batlle y Ordóñez esta sustitución de la Presidencia de la República por una Junta de Gobierno, tenía como causa y fundamento, la idea de eliminar el poder personal y de impedir la injusticia y la arbitrariedad en la acción del Poder Ejecutivo".

Al depositar su voto el 8 de diciembre próximo todos los ciudadanos del país deben estar suficientemente advertidos de que se abandonan principios más antiguos que nuestro propio país, el principío de que los vecinos son los que eligen al gobierno.

 

(1) Antecedentes y Síntesis Histórica de Textos Constitucionales; Br. M. Santana, FCU, 1975.

(2) Esquema de la Evolución Constitucional del Uruguay, Hector Gross Espiell, FCU, 1974.

 

Dr. Gustavo Elizondo. Octubre 1996.

comentarios     inicio